En el retablo se ubicarán las imágenes titulares de la Real Hermandad. En la hornacina central se expondrá al culto a Nuestro Padre Jesús Nazareno, mientras que en las laterales se ubicarán María Santísima de la Esperanza Nazarena y la Santa Mujer Verónica.

El conjunto se instalará en las próximas semanas en la Capilla de de la Iglesia de Santiago Apóstol, espacio en el que la Real Hermandad rinde culto a sus titulares, según ha informado la Hermandad en nota de prensa.

Tallado en madera de cedro real, el retablo consta de tres calles. La hornacina central está flanqueada por dos grandes columnas acanaladas con capiteles de orden corintio y basamento clásico que sustenta un arco presidido a modo de ático por una pieza ornamental de carácter barroco y elementos vegetales.

Las calles laterales constan de un friso en madera de cedro real con roleos vegetales y hojas de acanto. Todo ello con terminación en tintes de roble oscuro y fondos tapizados con damasco granate de seda.

La intención de la Real Hermandad es bendecir esta nueva pieza de su patrimonio artístico con motivo de la festividad que viene celebrando al menos desde el siglo XVIII el segundo domingo de noviembre, es decir, el próximo 10 de noviembre.

Esta actuación se enmarca en las labores de mejora que la corporación nazarena está llevando a cabo con el fin de adecentar la Capilla de San Juan Bautista, en la que se han realizado mejoras para la eliminación de humedades y preservar así las imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Santa Mujer Verónica y María Santísima de la Esperanza Nazarena, en una atmósfera idónea para su conservación.