Concretamente se ha actuado en un tramo con un bosquete de ribera muy cerrado en torno al cauce y en mal estado de conservación, que provocaba el práctico taponamiento de la sección transversal por cúmulos de material sedimentaria, troncos y ramas secos, según ha informado la confederación en nota de prensa.

El trabajo de la maquinaria, imprescindible para acceder hasta el cauce, ha sido el mínimo necesario para conseguir el objetivo previsto, respetando en lo posible la vegetación del entorno.

Esta actuación garantiza la movilidad de recursos hídricos desde la presa de la Cabezuela a la presa de la del Jabalón, circunstancia imprescindible ante la situación de alerta en que se encuentra la o UTE 0.4 (Jabalón-Azuer), que afecta fundamentalmente al abastecimiento de , según se refleja en el Informe de Sequía y Escasez que se viene publicando conforme a lo indicado en el Plan Especial de Sequía del Guadiana.