Ha sido el portavoz de los ‘populares’, , el que ha asegurado, una vez reanudada la sesión, que a Núñez se le ha retirado la palabra y se le ha expulsado contraviniendo varios artículos de dicho Reglamento, que establece “que para retirar la palabra y expulsar a un diputado éste tendrá que ser llamado al orden en tres ocasiones”.

De ahí que los diputados del PP vayan a pedir un certificado a la Cámara para que sus servicios jurídicos verifiquen que la expulsión de Núñez se ha hecho conforme a Reglamento, pues Cañizares cree que se ha vulnerado los derechos de este diputado y su libre expresión.

De ahí que haya insistido en que se reconsidere su expulsión y que los servicios jurídicos emitan un informe que corrobore que fue conforme a Reglamento. “Ya está bien de incidencias con la Presidencia de las Cortes por incumplir el Reglamento. Ésta Presidencia entra en pánico cuando se hacen determinadas manifestaciones. Le pido que deje de usar diferentes varas de medir con el PP y el resto de grupos”, le ha espetado Cañizares al presidente del Parlamento, .

Mientras, el presidente de la Cámara ha explicado que la expulsión de Núñez no ha venido por el hecho de llamarle “dos o otros veces al orden” sino por “la actitud de desobediencia clara y manifiesta de este diputado hacia la Presidencia”. No obstante, ha asegurado que al tener que haber formulado varias preguntas orales, como estaba previsto en el orden del día del pleno, se le ha ofrecido a Núñez la posibilidad de intervenir en dicho punto.

En la réplica, Cañizares, tras contestar a Fernández Vaquero que con esta actitud reconoce que se ha equivocado, le ha espetado que la posibilidad que se le ha ofrecido a Núñez “es una chapuza, pues si está expulsado está expulsado”.

El desencuentro se ha producido durante la votación de la Proposición No de Ley que, propuesta por el PSOE y relativa a las inversiones en mantenimiento y obras de mejora de la N-430, se estaba sustanciando en la Cámara.

Durante el debate, Núñez ha afeado al Gobierno regional que es “indigno defender a los asesinos de y que estén en el , que defiende a los asesinos de ETA”, palabras que le han valido la llamada al orden del presidente de las Cortes.

Núñez, que ha hecho caso omiso a todos los requerimientos de Fernández Vaquero, que le ha expulsado, se ha resistido a abandonar la tribuna de oradores desde donde ha pronunciado las polémicas palabras que han generado un gran revuelo entre los diferentes parlamentarios.