El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas del , , se ha referido a las “movilizaciones contundentes” anunciadas por los sindicatos con representación en la Mesa de la Función Pública en protesta por los desacuerdos en la recuperación de derechos de los empleados públicos, ante lo que ha recordado los “avances” que su departamento ha conseguido con el sector en lo que va de legislatura, si bien ha reconocido que faltan extremos por recuperar.

En una entrevista en Castilla-La Mancha Media, recogida por Europa Press, ha confiado en todo caso en seguir avanzando en la negociación colectiva y se ha comprometido a continuar con el diálogo con los agentes sociales.

Tras insistir que en la pasada legislatura se hablaba de “recortes” y ahora de “recuperación de derechos”, ha recordado que en los últimos tres años se ha aumentado la plantilla en 3.300 empleados públicos.

“Estamos priorizando los recursos. Hay que administrar esa impaciencia que tienen los sindicatos por recuperar todos los derechos”, ha considerado, pidiendo a los representantes sindicales que “no se pongan nerviosos”.

Ha negado que las propuestas de los sindicatos supongan un desembolso de 20 millones de euros, ya que, por ejemplo, “reducir sólo una hora lectiva —tal y como puden en sus reivindicaciones— ya cuesta 29 millones”. “Son propuestas que están sobre la mesa, que las vamos a cumplir, pero al ritmo que podamos hacerlo”, ha señalado.

También ha querido poner de manifiesto que Castilla-La Mancha está por delante en la recuperación de derechos frente a otras comunidades autónomas pese a que fue una región “de las más castigadas” por los recortes en el pasado.

AVANCES

Como avances materializados, ha querido recordar que la jornada de 35 horas podría entrar en vigor el 1 de enero; se puede destinar el 5% de la jornada laboral a conciliar la vida personal; hay un nuevo plan de igualdad; y se ha fomentado el acceso de personas con discapacidad al sector público.

De hecho, ha puesto la recuperación de los derechos de los empleados públicos como una de las razones por las que Castilla-La Mancha cuenta con un dato de déficit superior al de otras regiones.

“Estamos soportando gastos que no hay en otras regiones, por decisiones que hemos adoptado como incrementar las retribuciones de los empleados públicos”, ha dicho Ruiz Molina.