Castilla-La Mancha prevé recoger un total de 21.000 toneladas de envases ligeros a través del contenedor amarillo y casi 20.000 más de papel y cartón en contenedores azules, con una tasa de crecimiento con respeto a 2017 que ya supera el 11% en el primer caso y el 4% en el segundo.

Según datos ofrecidos por el consejero de , y Desarrollo Rural, , y el gerente de Ecoembes en Castilla-La Mancha y Andalucía, , en cuanto a envases ligeros, en 2017 se ha subido un 5% con respecto a 2016, una subida “importante”, pero no tanto como la expectativa de 2018, ya que en lo que va de ejercicio la subida ha escalado a un 11%.

Al respecto de envases de papel y cartón, se mejoran un 2% en 2017 y en lo que va de año se experimenta un avance del 4,3% a través de contenedores azules, datos “muy positivos” para el consejero de Agricultura.

Así, las cifras alcanzadas cumplen objetivos a tenor de las directivas europeas. “Ya reciclamos más de lo que teníamos establecido como objetivo gracias a la propia autoexigencia de esta legislatura”, ha exhibido Martínez Arroyo.

Y todo ello enmarcado en el marco de una Ley de Desarrollo Circular que el departamento de Agricultura quiere tener lista para su aprobación en el mes de marzo, toda vez que ha terminado su periodo de exposición pública.

Antonio López ha seguido el hilo de los datos ofrecidos por el consejero, “un récord absoluto que viene del apoyo e impulso de la recogida selectiva por parte de ciudadanos, administraciones y organizaciones sociales”.

Estos resultados se consiguen “llevando el reciclaje a los ciudadanos”, con iniciativas como los 350 nuevos contenedores instalados recientemente.

PROYECTO ‘EDUCA EN ECO’

La rueda de prensa ha servido además para presentar el acuerdo de colaboración para poner en marcha la campaña ‘Educa en Eco’ a través de toda la red de colegios, un proyecto que pretende fomentar hábitos de reciclado y consumo responsable entre los más pequeños.

Martínez Arroyo ha detallado que ahora que los colegios ya han mostrado su interés por participar, será su departamento quien forme a personal y alumnos a través de talleres y actividades, que culminarán con un sello y diploma digital que acreditará a los centros como adheridos a esta estrategia.

Ya son más de 170 colegios los que se han sumado a este proyecto, una iniciativa que involucra “a toda la comunidad educativa como responsable de fomentar hábitos de consumo responsable”.

Martínez Arroyo ha recordado que la Administración regional y la entidad tienen un convenio marco permanente para la recogida de residuos reutilizables, además de convenios selectivos de recogida en centros de trabajo del Gobierno autonómico; además de otro acuerdo a través de Sanidad para luchar contra el desperdicio alimentario.

El gerente de Ecoembes para Andalucía y Castilla-La Mancha, Antonio López, ha dicho que este proyecto, que viene ligado al reparto de 5.000 contenedores en centros educativos, tiene como aval buenos resultados en otros territorios.

“No nos podemos descuidar, el reciclado es fundamental desde el punto de vista de ahorro de materias primas o el ahorro de vertido de residuos a la naturaleza”, ha señalado.