Así lo ha informado en rueda de prensa el consejero de Agricultura, y Desarrollo Rural, , tras participar junto al presidente de Castilla-La Mancha, , en el Consejo de Gobierno abierto a representantes de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía.

El ha recurrido desde el año 2015 todos y cada uno de los trasvases que se han aprobado desde el Gobierno central, excepto uno en noviembre de 2018, que fue exclusivamente para consumo humano de 7,5 hectómetros cúbicos.

En este caso, el Gobierno regional ha cambiado la argumentación jurídica “con el objetivo de ganar los recursos”, ha apuntado el consejero.

Esa argumentación cambia, de tal manera que en estos recursos se recurre indirectamente el Real Decreto 773/2014, que es el que fija las reglas de explotación del trasvase.

“Nos apoyamos para ello en la sentencia del Tribunal Supremo que obligaba a incluir los caudales ecológicos en la planificación en materia de agua en nuestro país”, ha añadido.

Ese recurso indirecto al Real Decreto 773/2014 es un nuevo argumento jurídico que se une a los que ya se han ido poniendo encima de la mesa en los recursos anteriores, entre ellos que “los trasvases tienen que condicionarse al cumplimiento de un mandato legal muy contundente de minimizar las situaciones hidrológicas excepcionales en Entrepeñas y Buendía”, ha afirmado el titular de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural.

“Entendemos que se está incumpliendo la normativa y así vamos a seguir reivindicándolo en todos los recursos que se planteen desde el Gobierno regional”, ha apuntado.

Hoy los embalses se encuentran al 18,21 por ciento de su capacidad, en total 458 hectómetros cúbicos cuando hace un año contaban con 578 hm3, es decir, 120 hm3 más. La cuenca del Segura tiene hoy 328 hm3 de agua embalsada, lo que supone un 56 por ciento más que el mes anterior y 69 hectómetros cúbicos más que el año hidrológico anterior. “Está yendo el agua de una cuenca seca de la España interior a otro lugar donde en este momento hay más agua”, ha lamentado el consejero castellanomanchego.

MESA REGIONAL DEL AGUA

De otro lado, el consejero ha señalado que el Gobierno de Castilla-La Mancha convocará la Mesa Regional del Agua después de las elecciones generales del 10 de noviembre para trasladar “con una voz única” la posición de la región en la defensa del agua. “Los municipios ribereños serán prioritarios y formarán parte de la misma”, ha recordado Martínez Arroyo.

El vicepresidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Borja Castro, ha aprovechado su presencia en el primer consejo de gobierno abierto para solicitar al Gobierno de Castilla-La Mancha que le apoye en su reivindicación de actualizar la normativa que regula la aprobación de los trasvases.

Otra de las reivindicaciones históricas de la asociación es el plan de desarrollo de los municipios ribereños en el que están implicados el Gobierno de Castilla-La Mancha, el Ministerio y la Confederación Hidrográfica del Tajo

“Nosotros somos perjudicados por el tema del agua y entendemos que tenemos que ser compensados”, ha reclamado Castro, quien ha recordado que queda un remanente de unos 27 millones de euros. “Queremos que cojan ritmo esas inversiones”, ha sentenciado.