Así lo han trasladado en rueda de prensa los presidentes regional y provincial del sector de Enseñanza de CSIF en la región, y .

Aunque han reconocido algunos logros conseguidos por parte del departamento que dirige Ángel Felpeto, han calificado este inicio de curso de “continuista” pues echan en falta la aplicación de medidas con carácter “inmediato”. “Ahora vamos a empezar a negociar medidas que se empezarán a aplicar en septiembre de 2019, no sabemos si por esta Consejería o va a haber otra”, ha afirmado Ranz.

El sindicato ha destacado que algunos aspectos sí han mejorado en Castilla-La Mancha como el pago de los meses de verano a los interinos con vacante, la reducción de horas lectivas en enseñanzas medias, el pacto de interinos o la modificación de los estándares de aprendizaje, entre otras.

Han puesto en valor la reducción de la tasa de interinos, un 15 por ciento en Castilla-La Mancha, gracias a la convocatoria de oposiciones, aunque han reclamado que el número de plazas que se quedaron sin cubrir —unas 106— se sumen a las siguientes convocatorias.

QUITAR RECURSOS A LA CONCERTADA

Preguntado por la aportación económica que debe tener la escuela concertada, el presidente regional de CSIF ha señalado que si el presidente regional, , y el consejero de Educación tienen que “quitar” recursos para dárselos a la pública, que lo hagan, rechazando que primero se “llenen” los colegios concertados y después vayan los públicos.

“La pública es garantía de igualdad y equidad. Primero deberíamos llenar la pública y después, si es necesario, concierte usted”, ha afirmado.

Otra de las medidas que ha mencionado CSIF es la reducción de las jornadas parciales de docentes en enseñanzas medias, que aunque se han reducido del 43% al 30%, aún es una cifra “excesiva”. Asimismo, han reclamado que se cambie el decreto del plurilingüismo, haciendo grupos más pequeños para la asignatura de inglés y no impartiendo otras asignaturas en este idioma.

CSIF ha demandado que los exámenes extraordinarios deberían ser en septiembre y no en junio —tras la experiencia piloto en 40 centros de la región—, ya que la tasa de aprobados por hacer estas pruebas en junio solo ha mejorado un 1 por ciento, a la espera de cotejar con los resultados de las pruebas que todavía se realizan en septiembre.

Asimismo, exigen que las directrices de la asignatura de Educación para la Igualdad, la Tolerancia y la diversidad las establezca la propia Consejería y no los centros, ni que obligue a suprimir horas de otras materias, como ha pasado en algunos casos, “quitando una hora de lengua”.

En términos generales, CSIF desea volver a la situación de junio de 2010 —“cuando comenzaron los recortes”—, por lo que ha reiterado que el Gobierno regional debe trabajar en “bajar ratios, recuperar los apoyos de Educación Infantil o apoyar a la escuela rural”.