Los trabajadores de la Red de Viviendas de Mayores de la provincia de Albacete han asistido a las Jornadas Formativas dirigidas a estos profesionales de los servicios sociales con el objetivo de seguir mejorando la atención de este recurso de alojamiento, presente en 9 municipios albaceteños con un total de 81 plazas.

La directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma ha estado presente en estas sesiones y ha subrayado que los contenidos de estas Jornadas formativos “ofrecen técnicas de comunicación y valoración de estos dispositivos, donde las personas mayores acceden a manutención con unos determinados niveles de autonomía”.

“Los centros de mayores van dirigidos a personas que manifiestan dificultades para vivir solas en su propio hogar, bien por motivos de soledad o determinadas necesidades de apoyo, y que desean permanecer en su entorno ambiental y social”, ha subrayado Coloma.

La directora provincial de la ha enfatizado que “con estos encuentros apoyando la red de servicios de nuestra región facilitamos conocimientos para que las personas mayores puedan permanecer en sus entornos habituales, garantizándoles una adecuada atención a sus necesidades”.

Requisitos de acceso y valoración

Los y Entidades Locales son las entidades titulares de las Viviendas de Mayores y cuentan con la financiación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para apoyar los gastos de mantenimiento y personal.

Además, la representante de la Consejería de Bienestar Social ha explicado que los beneficiarios cuentan con la asistencia de profesionales preparados para la adecuada atención de las personas mayores, y ha apuntado que entre los diferentes servicios se encuentran el aseo, alimentación, acompañamiento médico, convivencia, ocio y participación social.

“Buscamos la atención integral de los residentes favoreciendo el desarrollo personal, la convivencia y su integración en el entorno social”, ha remarcado Antonia Coloma.

El acceso a las Viviendas de Mayores se realiza a través de los Servicios Sociales de Atención Primaria, equipos encargados de realizar la valoración de la situación y la derivación al municipio más adecuado. Las personas que lo soliciten han de cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentran tener 60 años o más, estar empadronado en Castilla-La Mancha o ser originario de ella y contar con una determinada autonomía personal que les permita integrarse.

La Comisión de Valoración y Seguimiento, órgano compuesta por miembros de los Ayuntamientos interesados como de la Dirección Provincial de Bienestar Social, son quienes determinen finalmente el acceso a una Vivienda de Mayores teniendo en cuenta el estado de salud y autonomía de los solicitantes, su situación social y familiar, las condiciones de habitabilidad de su vivienda habitual así como su situación económica. El régimen de estancia es de copago por parte de los residentes.

Red de Viviendas Mayores en la provincia

En nuestra provincia, entre los municipios que cuentan con Viviendas de Mayores se encuentran Albacete, Alpera, Carcelén, El Bonillo, Fuensanta, Munera, Pozohondo, Villamalea y Villarrobledo y el presupuesto destinado a su financiación por parte de la Junta de Comunidades de Castilla - La mancha en el año 2.018 ha ascendido a 248.000 euros.

Además del personal directo, las Viviendas de Mayores cuentan con un Equipo de Apoyo y Asesoramiento ofreciendo ayuda y orientación social y psicológica a los residentes así como formación y orientación a los equipos de trabajo.