El vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, , ha avanzado que tanto desde el Ejecutivo autonómico como desde el Grupo Socialista en las Cortes regionales se va a intentar conseguir un gran acuerdo con PP, Podemos y Ciudadanos para introducir tres “modificaciones puntuales” en el Estatuto de Autonomía, negociación para el que ha colocado como fecha límite el primer trimestre de 2018 debido al poco margen que queda para dar cabida a su tramitación en lo que queda de legislatura.

En una entrevista con , Martínez Guijarro ha recordado que los plazos “son muy justos” para poder abordar esta reforma, ya que la tramitación tiene que pasar además por el antes de volver a las Cortes regionales para su visto bueno definitivo.

Por ello, ha dicho que “salvo que haya un acuerdo muy claro” a varias bandas donde se dé cabido a los grandes partidos que permitan una tramitación ágil en , no se impulsará la reforma.

Tras descartar la elaboración de un nuevo Estatuto ya que eso requiera un trabajo “de toda una legislatura”, sí que ha abierto la puerta a estas “modificaciones puntuales” al considerar que sería “más factible”. En este punto, ha dicho que los cambios que propondrá el PSOE serán supresión de aforamientos, reforma de Ley Electoral y “blindar derechos de carácter social para que ningún Gobierno vuelva a tener tentación de cambiar vía modificación legislativa los avances conseguidos”.

“Sí que se podrían añadir más ingredientes, como en materia de agua, pero sería más complicado. Con estas tres modificaciones sería factible encontrar un punto de encuentro con las otras formaciones políticas, también con Ciudadanos o IU. Al ser modificaciones sencillas, se podría plantear tocar el Estatuto”, ha dicho.

SI NO SE CONSIGUE, SE CAMBIARÁ LA LEY ELECTORAL PARA ELEGIR 35 DIPUTADOS

El ‘número dos’ del Gobierno castellano-manchego ha recordado que en caso de no poder “abrir la puerta” del Estatuto, la única posibilidad de modificar la ley electoral pasa por cambiar el número de diputados a elegir en la actualidad —33— dentro de la horquilla desde 25 a 35.

Por ello, si no se consigue vía estatutaria, la intención es elevar en dos el número de parlamentarios que actualmente elige el electorado castellano-manchego.

Los plazos que maneja el Ejecutivo pasan por, si en el primer trimestre de este 2018 no se consigue el gran acuerdo para tocar la ley electoral vía modificación estatutaria, intentarlo con este trámite, “mucho más sencillo” y para el que bastaría con el acuerdo de Podemos.