El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha insistido hoy en la apuesta “rigurosa y estricta” iniciada hace tres años por el en garantizar la trazabilidad del vino, para que llegue con todas las garantías al consumidor, algo que se viene desarrollando desde hace ya tres años con la puesta en marcha del Plan de Control de la Trazabilidad del Vino por el Ejecutivo regional. Un plan con el que se encuentra comprometido el sector vitivinícola de la región, apostando por las figuras de calidad existentes.

Así lo ha señalado Francisco Martínez Arroyo este lunes en la rueda de prensa que esta mañana ha tenido lugar en el Ayuntamiento de , donde ha acompañado al ministro de Agricultura, y Alimentación en funciones, , durante los actos organizados con motivo de la celebración de la 35 edición del ‘Día del Viticultor’ de Asaja Tomelloso, y que ha contado con la presencia de la alcaldesa de la localidad, , así como el presidente nacional de Asaja, y el presidente local y regional, , entre otras autoridades.

Martínez Arroyo ha resaltado el compromiso cada vez mayor del sector en la apuesta por las figuras de calidad, donde Castilla-La Mancha cuenta con nueve denominaciones de origen en vino La Mancha, , Manchuela, Ribera del Júcar, Méntrida, Mondéjar, , y , que “son nuestra mejor tarjeta de presentación”.

“El objetivo pasa por vender cada vez más vino embotellado y bajo el amparo de las figuras de calidad”, algo con lo que el propio sector, ha reseñado “está comprometido”.

Y es que “cada vez que vendemos una botella de Denominación de Origen, estamos generamos a fecha de hoy cinco e incluso seis veces más renta que si lo hacemos a granel”. “Sabemos claro el objetivo y el sector está comprometido para conseguirlo”, ha recalcado.

Una vendimia más corta, de mejor calidad y más grado

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha hablado además de la previsión de vendimia en la región para este año, con la campaña recién comenzada con las variedades blancas más tempranas y que se generalizará a mediados de septiembre en el territorio.

Así se espera una producción inferior a la de la campaña pasada, “por debajo de la media de los últimos diez años”, donde ha habido 23,3 millones de hectolitros de media. Una campaña también que se verá más reducida a nivel nacional, con una previsión de 40 millones de hectolitros, frente a los 49 de la campaña pasada.

“Esperamos una campaña con calidad muy alta” con una uva con “dos grados más en su entrada en bodega” y una “cosecha excepcionalmente positiva” a la espera de lo que suceda los próximos días, ha indicado.

Aspectos a tener en cuenta como marca la normativa en esta campaña, ha resaltado, son “la existencia del contrato de compraventa entre bodegas particulares y viticultores, así como el pago de la uva en 30 días al viticultor tras entrada en bodega, sin olvidar el cumplimiento de los derechos de todos los asalariados, los trabajadores del campo”.

35 ediciones reivindicando a los viticultores

El consejero ha destacado también en este encuentro la importancia del viticultor y el peso que tiene en la región, con un total de 85.000 viticultores, algo que se refleja en que ‘El Día del Viticultor’ cumpla este año su XXXV edición.

Ha recordado que los viticultores “están detrás de todos los esfuerzos que se hacen a diario desde las administraciones”. En esta línea ha puesto de manifiesto su trabajo diario en Castilla-La Mancha ya que “somos la región con mayor superficie y mayor producción y la región que más vino y mosto comercializa en nuestro país y en el mundo”.

La jornada de hoy ha finalizado con la entrega de los galardones ‘Ganimedes’ y ‘Venencia’ Ciudad de Tomelloso, que han recaído en el restaurante ‘La Encomienda’, de La Alameda, y en la Interprofesional del Vino de España, respectivamente, que han sido entregados por las autoridades.

Además, ha sido reconocido un agricultor ya jubilado de la entidad, , con la insignia de ‘Socio de Honor’ de ASAJA Tomelloso.