El ha valorado la recuperación de cinco áreas supramunicipales del Plan regional de Acción Social (PRAS), en la provincia de Albacete, durante la presente legislatura, “en una apuesta clara del presidente Emiliano García-Page por extender territorialmente una mayor Atención Primaria de los Servicios Sociales, en zonas rurales”, y ha puesto como ejemplo la Zona PRAS y el áreas Supramunicipal de Molinicos, “castigado por el Ejecutivo autonómico anterior debido a la demora en los pagos”.

Así se ha referido a esta área comarca de Servicios Sociales recuperada por la Consejería de Bienestar Social, el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, durante la visita realizada al Ayuntamiento de Molinicos, en la que ha reconocido “el trabajo de los profesionales de los servicios sociales para atender las necesidades de los colectivos y personas con mayor vulnerabilidad para la exclusión social”.

Ruiz Santos también ha manifestado, “la implicación que ha tenido la alcaldesa de Molinicos, Dolores Serrano, en la supervisión y aplicación de los diferentes programas de Intervención Familiar y en la reactivación de estos servicios sociales en colaboración directa con la Dirección General de Acción Social y Cooperación”.

El convenio Supramunicipal de Molinicos cuenta con una dotación de un Equipo Básico de Atención Social, en el que se incluye un educador social y un auxiliar administrativo, y un Equipo de Inclusión Social, con un trabajador social, y la cobertura de esta área incluye otros municipios como Ayna, Bogarra, , Riópar y Villaverde de Guadalimar.

Durante la reunión de trabajo realizada por el delegado de la Junta, Pedro Antonio Ruiz Santos, y la directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma con la primer edil del Consistorio municipal de Molinicos, Dolores Serrano se ha analizado la aportación que realiza el Gobierno regional al convenio supramunicipal, y que asciende a 90.400 euros, tanto para cubrir el personal de servicios sociales, los gastos de mantenimiento y los diferentes proyectos implantados.

El propio delegado provincial de la Administración autonómica ha recordado que entre los programas vinculados al convenio se encuentran, ayudas para la conciliación familiar y laboral, el servicio de comidas a domicilio, la atención comunitaria para colectivos en riesgo de exclusión social, la unidad de orientación y valoración, y las propias necesidades contempladas en el Plan regional de Acción Social.

Por otro lado, también se ha revisado el funcionamiento del Programa de Ayuda a Domicilio, con un presupuesto para este año 2018 de 63.200 euros, de los que la Junta aporta 48.800 y casi 15.000 euros son invertidos por el Ayuntamiento, para cubrir las necesidades de 12 personas mayores, dadas de alta actualmente para este servicio.

Otras Zonas PRAS “reconstruidas”

El delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos ha resaltado el papel de estas zonas PRAS “reconstruidas” para volver a ofrecer la cobertura de estos servicios sociales en 33 municipios de la provincia, en los últimos 3 años, y ha remarcado que en comparación con la pasada legislatura, el Ejecutivo castellano-manchego “ha demostrado que los educadores y trabajadores sociales son una prioridad.

Por último, también ha añadido que además de Molinicos, se recuperaron gracias al trabajo de la Consejería de Bienestar Social, las áreas supramunicipales de Socovos, Pozo Cañada, Balazote y Gonzalo, además de renovar las adendas del resto de PRAS “para cubrir el cien por cien de la población de nuestra provincia”.