La Consejería de Educación, Cultura y Deporte y están trabajando para continuar impulsando el proyecto ‘Biblioteca Solidaria’, un programa para el fomento de la lectura en colectivos desfavorecidos que se desarrolla en la Red de Bibliotecas Públicas de Castilla-La Mancha con la intervención de voluntarios culturales y la implicación de instituciones y colectivos sociales, educativos y culturales.

El consejero Ángel Felpeto se ha reunido recientemente con la directora CaixaBank en Castilla-La Mancha, Díaz-Chirón, para analizar la implantación de este programa, que se inició en 2009, tras la iniciativa surgida en la Biblioteca Pública del Estado y que desde 2012 ha contado con la colaboración de esta entidad financiera.

Además, en el encuentro, el que también ha participado el director de la Fundación Impulsa, , acordaron avanzar en un futuro en nuevas propuestas que contribuyan a fomentar este programa que está dirigido a los ciudadanos que por diversas razones no pueden acceder a estos servicios culturales básicos, como personas con discapacidad física o psíquica, personas en riesgo de exclusión social, mayores, enfermos o inmigrantes, entre otros colectivos.

Biblioteca Solidaria busca hacer realidad el objetivo de las bibliotecas públicas de ser centros para el desarrollo social y cultural de los ciudadanos, eliminando con sus iniciativas las barreras para acceder a la información y al conocimiento, luchando contra la brecha digital y educativa que puede producirse con algunos colectivos desfavorecidos y promoviendo una ciudadanía activa, solidaria y constructiva.

Son varias las iniciativas que se desarrollan, como la celebración de talleres y clubes de lectura por colectivos, talleres de lengua y cultura española para extranjeros, acciones de apoyo al estudio, actividades para fomentar la integración, iniciativas para diversificar el ocio durante el periodo estival y acciones para la sensibilización de la población en general promoviendo los derechos desde la lectura y los recursos culturales.

Otra de las acciones de más éxito es la de “Libros que curan”, en la que la biblioteca se acerca al ciudadano y a los espacios de salud a través de carros de lectura y voluntariado, que acercan también la lectura a los pacientes de hospitales y a las personas enfermas en sus domicilios.

El programa ‘Biblioteca Solidaria’ se gestiona desde la Biblioteca Pública de Cuenca y se financia a través de la Fundación Impulsa y del patrocinio de CaixaBank.