El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha manifestado hoy el compromiso del Gobierno regional de hacer compatible el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria con la recuperación económica y social.

Ruiz lo ha manifestado durante su intervención en un debate general en las Cortes regionales, en el que ha vuelto a subrayar que el compromiso del presidente regional, , es que Castilla-La Mancha cumpla el objetivo de déficit, igual que en el ejercicio pasado, porque, además de suponer el cumplimiento de la ley, es positivo desde el punto de vista financiero, al permitir tener controlada la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma.

Este control de las finanzas públicas, ha continuado Ruiz Molina, permite que Castilla-La Mancha sea una de las comunidades autónomas que más rápido abona las facturas a sus proveedores a nivel nacional. En concreto, de acuerdo con los últimos datos oficiales del , Castilla-La Mancha abona las facturas a sus proveedores en 9,45 días, mientras que la media nacional lo hace en 23,16 días. Es decir, la región tarda 14 días menos que el conjunto de comunidades autónomas en pagar a sus proveedores.

Según ha resaltado Ruiz Molina, el tener una Hacienda Pública controlada también permite que la región sea una de las comunidades autónomas que menos ha aumentado su deuda pública desde el inicio de la legislatura, dado que desde trimestre de 2015 al segundo trimestre de este año la deuda pública de Castilla-La Mancha ha crecido tres veces menos que la media nacional.

Un control de las finanzas públicas que, tal como ha subrayado Ruiz Molina, está siendo compatible con la recuperación social y económica, que, por ejemplo, se pone de manifiesto en las previsiones económicas de los principales servicios de estudio de este país.

En este sentido, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha mencionado la previsión económica para este año publicada ayer por el (Ceprede), que estima, que con un crecimiento del 3,3 por ciento del PIB regional, Castilla-La Mancha estará entre las tres comunidades autónomas que más crecerán este año.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha añadido que el está demostrando que “otro presupuesto, otra forma de hacer las cosas es posible, haciendo compatible el control de las finanzas públicas con la recuperación social y económica de la región”.

Respecto al cumplimiento del objetivo de déficit para 2017, Ruiz Molina ha indicado que, salvo algo muy extraordinario, está garantizado. En este sentido, ha explicado que Castilla-La Mancha en el mes de julio, es decir, trascurridos siete meses del ejercicio, registró un déficit del 0,3 por ciento del PIB, que es la mitad del objetivo para todo el año.