En estos últimos cuatro años, el Gobierno regional ha multiplicado por seis los servicios de estancias temporales ofrecidos a las personas mayores de la provincia de Toledo en centros residenciales, según ha destacado el director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez, quien detallaba que durante este pasado año 2018 “se han concedido un total 38.643 estancias temporales en las Residencias de Mayores de la provincia de Toledo con las que se han atendido a 720 personas mayores, lo que equivale a haber multiplicado por seis el servicio ofrecido hace cuatro años, antes de iniciarse la actual legislatura, puesto que son 568 mayores más atendidos que en 2014, cuando sólo se concedieron 6.536 estancias temporales en la provincia”.

Gregorio Gómez, que hoy visitaba la Residencia de Mayores ‘El Greco’ en el barrio toledano de Azucaica, subrayaba cómo este “importante crecimiento” en el servicio de estancias temporales para mayores en la provincia “pone de manifiesto las prioridades del Gobierno regional y el buen trabajo de nuestros profesionales” y explicaba que “estamos recuperando este programa, tan necesario para muchos mayores y sus familias, porque da respuesta inmediata a diversas situaciones imprevistas y de carácter temporal para las personas mayores que necesitan cuidados importantes durante un periodo limitado de tiempo, ante situaciones de convalecencia, recuperaciones post-hospitalarias o por motivos familiares y personales”, tales como enfermedad de las personas que les cuidan a diario en su hogar, obras en el domicilio, viajes prolongados de los cuidadores o situaciones de respiro familiar.

Durante estas estancias temporales, el centro residencial facilita a dichas personas mayores el alojamiento, la manutención y la atención integral de la misma manera que al resto de residentes que se encuentran en régimen de estancia definitiva.

Igualmente, en coordinación con el (SESCAM) se les ofrece, como al resto de residentes, los servicios de atención de enfermería, terapia ocupacional, fisioterapia, etcétera, además de un programa de alimentación y nutrición adaptado a sus necesidades personales.

Los mayores que precisan estas estancias temporales se adaptan al día a día de la propia residencia y, por tanto, acceden también a las actividades programadas de animación socio-cultural y de envejecimiento activo, así como al resto de servicios generales, como restauración, limpieza de habitaciones, lavandería, planchado o repaso de ropa, entre otros.

El director provincial incidía en la importancia de este servicio que “es muy demandado por los ciudadanos de nuestra provincia y ofrece tranquilidad y seguridad tanto a nuestros mayores como a sus familias cuidadoras”.

La Residencia de Mayores ‘El Greco’, ubicada en el barrio toledano de Azucaica, que hoy visitaba el director provincial, es una de las cinco residencias de la Junta de Comunidades en la provincia de Toledo que están gestionadas por entidades privadas, mediante un modelo de concesión administrativa que conlleva la reserva y ocupación pública de todas sus plazas residenciales.

Este centro, donde también se ofrece el servicio de estancias temporales, está gestionado por la entidad ENOC y en él conviven cerca de 300 personas, entre 160 mayores residentes, 40 del centro de día y más de 90 trabajadores.