El presidente de Castilla-La Mancha, , la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, y el vicepresidente de la , , han presentado hoy en la capital regional los pormenores de la exposición ‘Burgos-Toledo Orígenes de España’ que se celebrará del 7 de abril al 2 de agosto en el Museo de .

Para la consejera de Educación, Cultura y Deportes, esta muestra “va a ser fundamental no solo para el desarrollo cultural sino también turístico y económico de Castilla-La Mancha”. Puede catalogarse esta exposición, ha añadido Rodríguez, “como una de las mejores muestras a nivel internacional de lo que llevamos del siglo XXI y, sin duda, será la gran exposición que tenga lugar en España este año”.

La titular de cultura del Ejecutivo regional ha indicado que la muestra, que se desarrollará del 7 de abril al 2 de agosto en el Crucero Superior del Museo de Santa Cruz, contará con un presupuesto de 1 millón de euros; estará compuesta de 13 secciones y contará con una selección de 238 piezas (a día de hoy) de 93 prestadores públicos y privados, de hasta 11 comunidades autónomas. Entre ellos, del Museo del Prado, la Biblioteca Nacional, el Archivo Histórico Nacional, Patrimonio Nacional, el Archivo de Indias de , del Museo Nacional de Arte de Cataluña o las catedrales de Burgos, o , etcétera.

Sus comisarios serán , Catedrático de Historia del Arte y Vicerrector de la ; y , arqueólogo, museólogo y profesor de una dilatadísima trayectoria profesional.

La consejera ha asegurado que en la exposición ‘Burgos-Toledo Orígenes de España’ se van a mostrar piezas únicas que hacen un recorrido de 900.000 años de prehistoria e historia. “Habrá piezas únicas del Homo Antecesor de Atapuerca, las glosas silenses donde aparecen las primeras palabras en castellano o un facsímil del Cantar del Mío Cid”.

Además, se podrán visualizar otras obras como un frontal de la urna de , una biblia románica de , relicarios de Santo Domingo de Guzmán, pinturas de Murillo, y Juan Bautista Maino, el tríptico de la Virgen con el Niño de la catedral de Burgos, la imposición de la casulla de San Ildefonso de El Greco de la catedral de Toledo, entre otras.

Para Rodríguez “todas estas piezas van a hacer que los visitantes realicen el recorrido una sola vez, sino que estoy convencida de que lo harán varias veces”. Y ha añadido que “si la cultura hace rico a un país o a una región, compartirla la hace todavía más rica, generosa y sostenible”.