El continúa profundizando en la formación interdisciplinar de los profesionales implicados en la recuperación de los y las menores que son víctimas de la violencia de género. Así lo ha destacado la directora provincial de la Mujer, Charo Navas, durante la inauguración de las II Jornadas del Plan Bianual de Formación, denominado “El Origen de la Desigualdad. Una comprensión de la Violencia de Género en la Infancia desde una perspectiva social, jurídica y cultural”, elaborado por el en colaboración con el .

En estas II Jornadas, que se desarrollarán hoy y mañana en la Escuela de Administración regional, están participando en torno a 50 profesionales de los Centros de la Mujer y Recursos de Acogida de Castilla-La Mancha, así como personal de Servicios Sociales, del , de Atención Primaria de la Junta de Castilla-La Mancha y profesionales del Colegio Oficial de Psicología.

En su intervención, Navas ha subrayado la “importancia” de la formación continua y especializada, ya que “no es sólo una forma de mejorar la intervención profesional, sino que es una inversión en el proceso de recuperación de los y las menores víctimas de la violencia de género” y ha recordado que “durante 2017 en la provincia de Toledo se ha atendido de forma individualizada a 61 menores víctimas de la violencia de género”.

Asimismo, la responsable provincial de la Mujer en la provincia de Toledo ha señalado que “este ambicioso Plan formativo da un paso más y profundiza en la formación que se presenta a los y las profesionales abordando un prisma más social y antropológico” y ha agregado que “pretendemos implementar un mayor conocimiento sobre la transversalidad de la violencia desde una perspectiva de género, sobre las diferentes tipologías de violencias machistas y sobre la incidencia que tienen en la infancia”.

Por su parte, el director provincial de Bienestar Social, , que también ha participado en la presentación de estas II Jornadas, ha resaltado “la necesidad de la coordinación con los servicios sociales y con los y las profesionales que trabajan en servicios de familia y atención a la infancia para lograr una buena atención y recuperación de los y las menores víctimas de violencia de género” y ha agregado que “la prevención de la discriminación y de la violencia de género tiene importantes componentes culturales que hay que trabajar en diversos ámbitos y desde un planteamiento transversal”.

Por ello, Gómez Bolaños ha puesto en valor el papel de los y las profesionales implicados en esta materia, así como el trabajo que realizan con familias y adolescentes en situación de riesgo social.

Colaboración con el Colegio Oficial de Psicología de Castilla-La Mancha

La directora provincial de la Mujer ha recordado que este Plan Formativo, de carácter bianual, abarca jornadas de tipo presencial como las que se celebran hoy y mañana, así como una plataforma virtual de formación y una formación continuada a través de sesiones formativas vía telemática dirigidas a realizar el seguimiento de los casos.

Este Plan Formativo se enmarca dentro del contrato suscrito entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Colegio Oficial de Psicología de Castilla-La Mancha para la prestación del Servicio de a Menores Víctimas de Violencia de Género. Este servicio abarca a menores de 4 a 17 años y a mujeres menores de edad, de 14 a 17 años, huérfanos de madre por violencia de género o expuestas a violencia de género y cuyas madres sean o hayan sido usuarias de recursos de acogida, centros de la mujer y/o oficinas de asistencia a víctimas de delitos de los juzgados de la región, así como a las mujeres menores de edad, de 14 a 17 años, que sean o hayan sido víctimas de violencia de género por sus parejas.

Este Servicio de Asistencia Psicológica a Menores Víctimas de Violencia de Género está compuesto por una persona encargada de la coordinación regional y quince psicólogos/as. En la provincia de Toledo hay cuatro profesionales que intervienen, que se distribuyen en cuatro puntos de atención: , de la Reina, Toledo y . “No obstante, atendiendo a las características concretas de las usuarias, se puede también valorar la prestación del servicio de forma itinerante, previa autorización del ”, ha precisado Charo Navas.

La directora provincial de la Mujer, que ha agradecido el compromiso del , ha resaltado que “la firma del nuevo contrato el año pasado ha supuesto importantes mejoras, ya que se ha aumentado un seiscientos por cien las horas de formación, así como se ha actualizado esta formación para los profesionales que intervienen con menores”.

“A través de este servicio se prestan intervenciones individualizadas hasta que se consigue la completa recuperación de los y las menores expuestos a la violencia de género, ya que sufren importantes trastornos psicológicos a consecuencia de la misma”, ha indicado Charo Navas, que ha reiterado la “importancia de profundizar en la formación y que ésta sea continua y especializada para dar un mejor servicio a estas víctimas concretas de la violencia machista”.