Guadalajara, 21 de marzo de 2017.- La directora provincial del la Mujer en Guadalajara, , ha reiterado hoy la férrea voluntad del Gobierno regional de trabajar para “conseguir visibilizar y normalizar la realidad de las personas trans”. Con este interés se firmó, el pasado 25 de enero, un Protocolo de Actuación dirigido a Menores Sobre Identidad y Expresión de Género que fue impulsado por el Instituto de la Mujer.

Ahora, para garantizar la aplicación de las condiciones establecidas en dicho protocolo, el Instituto de la Mujer ha organizado cursos formativos en las cinco provincias de la región, sobre “Intervención psicosocial con la diversidad sexual y de género”, dirigidos a las profesionales de la red de Centros de la Mujer, para ofrecer la formación necesaria para su trabajo con estas y estos menores o sus madres. Hoy ha empezado este curso en Guadalajara, donde durante cuatro jornadas se impartirá esta acción formativa, que es uno de los propios compromisos adquiridos con la firma del protocolo.

La directora provincial del Instituto de la Mujer ha recordado que “el protocolo de actuación dirigido a menores sobre identidad y expresión de género es un instrumento para garantizar una atención de calidad integral a las y los menores trans y a sus familias” que tiene como objetivo “garantizar la protección de la y el menor para el desarrollo de su personalidad y su bienestar”.

“La identidad de género es una cuestión de derechos humanos y cualquier sociedad que se precie ha de distinguirse por el reconocimiento y defensa de esos derechos”, ha apuntado Charo Narro, que ha puesto de relieve la necesidad de que se lleven a cabo actuaciones de sensibilización y de formación como la que hoy ha comenzado en Guadalajara para visibilizar la realidad de las y los menores trans y “fomentar la comprensión de que la transexualidad es una expresión de la diversidad humana y nunca, una patología”.

El protocolo persigue facilitar procesos de inclusión y protección de estas y estos menores con pautas de orientación y actuaciones concretas y contempla también un compendio de medidas y procesos que facilitan la prevención y detección de situaciones de transfobia, discriminación o exclusión.

El curso que hoy ha comenzado en Guadalajara forma parte de esas medidas de actuación. Se trata de una acción formativa que está siendo impartido por profesionales de la y que se estructura en cuatro bloques. En el primero de ellos se han abordado los conceptos y definiciones analizando cuestiones tales como los procedimientos médicos que algunas personas necesitan en su proceso de transición, el marco ideológico que sustenta la LGTBIfobia o sus efectos en los entornos social, familiar, laboral o de estudios.

La segunda jornada se centrará en los procesos y vivencias de la diversidad sexual y de género, deteniéndose en la identificación de la orientación sexual y de la identidad de género por parte de las familias.

El tercer bloque estará dedicado a los aspectos legales y para ello se detallará la legislación que protege los derechos de las personas LGTBI en España y se analizará el propio Protocolo de Actuación dirigido a Menores sobre Identidad y Expresión de Género suscrito en Castilla-La Mancha este año. Por último, la cuarta jornada estará centrada en el análisis de aplicaciones prácticas.

Hoy se ha celebrado la primera de las jornadas de este curso, que se prolongará mañana, y los días 30 de marzo y 4 de abril.