Toledo, 16 de febrero de 2017.- El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños, acompañado por los técnicos de su departamento, está llevando a cabo distintas visitas a los centros asistenciales y de atención a personas con discapacidad de la provincia de Toledo, con el fin de mantener un contacto directo y reuniones de trabajo con los profesionales de estos recursos, de realizar un seguimiento de las actividades que en ellos se desarrollan y conocer sus detalles, así como para unificar enfoques y criterios de intervención interprofesional.

Con este objetivo, el director provincial de Bienestar Social visitó ayer los dos centros que en la localidad de Madridejos gestiona la a Personas con Capacidades y Desarrollo Diferente de Madridejos (ASODEMA), y donde se presta atención a unos 100 niños y adultos de toda la comarca, contando con un convenio de financiación regional, que el año pasado ascendió a cerca de 410.00 euros.

Tras ello, se desplazó a Villafranca de los Caballeros para visitar la Residencia de atención a personas con discapacidad intelectual ‘Santa Teresa’, de titularidad de la Junta y gestionada por la entidad SAMU Discapacidad, donde se presta una atención integral y permanente a 34 residentes con discapacidad intelectual leve y moderada.

Gómez Bolaños reconocía la “importante” labor que se realiza en los centros de atención a personas con capacidades diferentes “para lograr una integración plena y normalizada de estos niños, jóvenes y adultos con discapacidades, no sólo a nivel sociolaboral sino también como parte activa de la comunidad ciudadana que les rodea”.

, el director provincial de Bienestar Social explicaba que para el es “fundamental” mantener estos encuentros directos de trabajo porque, tal y como destacan los técnicos que en ellos participan, “el contacto y la comunicación interprofesional son básicos para la consecución de los objetivos de una atención directa y personalizada, de mejorar la calidad de vida de estas personas, de potenciar al máximo sus capacidades y de prestarles a ellos y a sus familias el apoyo que necesitan”.

134 niños y adultos con discapacidad, atendidos en centros de Madridejos y Villafranca

A través del centro de desarrollo infantil y atención temprana para niños de 0 a 6 años, del centro ocupacional y del ‘programa de día’ para usuarios de 6 a 18 años, que gestiona ASODEMA en Madridejos y financia la Consejería de Bienestar Social, se presta atención especializada a cerca de 100 niños y adultos con distintas discapacidades de la localidad y comarca, así como apoyo a sus familias.

En el centro de desarrollo infantil y atención temprana son atendidos por una plantilla formada por logopedas, fisioterapeutas, estimuladores y psicólogo unos 70 niños con alteraciones psicomotoras o riesgo de padecerlas, realizando distintas actividades en cada una de estas especialidades y que siempre incluyen la atención específica y terapéutica dirigida a la necesidades de cada niño, además de acciones de información, apoyo y orientación dirigidas a las familias.

En el otro centro ocupacional, son atendidas por los profesionales 15 personas para tratar de prepararles en una actividad laboral o desarrollar terapias ocupacionales, mediante la realización de talleres de madera, cristal, costura, bisutería y jardinería, así como otras actividades de habilidades sociales, deportivas y de ocio.

Asimismo, a través del ‘programa de día’ se presta atención a 13 niños y jóvenes de 6 a 18 años, como complemento a los servicios de apoyo ofrecidos en sus centros educativos, y con actividades dirigidas por profesionales para potenciar sus capacidades según sus necesidades y basadas en juegos con material especializado, tratamientos de audición y lenguaje, de fisioterapia o talleres de autonomía y autocuidado, entre otros.

Por otro lado, la Residencia pública de atención a personas con discapacidad intelectual ‘Santa Teresa’ de Villafranca de los Caballeros ofrece un servicio integral los 365 días del año a 34 residentes con discapacidad intelectual leve y moderada.

La Residencia ‘Santa Teresa’ cuenta con un equipo técnico de más de 20 profesionales, entre psicóloga, enfermera, integradora social, terapeuta ocupacional, maestro de educación física, personal de apoyo, de mantenimiento y de limpieza, y cocinero.

El centro es de régimen abierto a la comunidad y sus servicios están concebidos para promover la autonomía personal de sus residentes, la implicación de las familias y, muy especialmente, la convivencia y la interacción con el entorno social de la localidad.

Además de la amplia lista de actividades que se desarrollan dentro de la propia residencia, como talleres de autoestima, de relaciones interpersonales, de cocina, de desarrollo ocupacional o de autocuidados, muchos de los residentes acuden también hasta otros centros ocupacionales de localidades cercanas, como Herencia y , además de participar en numerosas actividades culturales, deportivas o de ocio que tienen lugar en Villafranca de los Caballeros.