Según ha informado la Delegación del Gobierno en la región, en un comunicado, Albacete, a fecha 9 de julio, es la provincia castellano-manchega que cuenta con mayor número de estos convenios, con un total de 371, de los cuales el 92%, con 345 beneficiaras, son mujeres, y un 7%, 26, son para hombres.

Le sigue con 367 (de los que 350 son mujeres y 17 hombres), Ciudad Real con 323 (303 mujeres y 20 hombres), Guadalajara con 182 (170 mujeres y 12 hombres) y Cuenca con 178 convenios (171 suscritos por mujeres y 7 por hombres).

Al igual que en el resto del territorio nacional el número de convenios especiales de los cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia, son nuevos convenios suscritos desde que el pasado 1 de abril la se hizo cargo de abonar las cotizaciones, en cumplimiento del Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

De esta forma, se ha multiplicado en España por 5,48 la cifra de 7.304 convenios que había en alta a 30 de marzo de 2019, llegando en la actualidad a 40.076. Esta medida ha beneficiado en su mayoría a mujeres, ya que el 89,48% de los convenios especiales de cuidadores no profesionales están suscritos por ellas.

La principal ventaja de suscribir un convenio de estas características es que los años dedicados al cuidado de la persona dependiente, a menudo del entorno familiar, se integran en la vida laboral y contribuyen a generar derecho a prestaciones como la de jubilación o la de incapacidad permanente.

El Real Decreto-ley 6/2019 recuperó en su integridad el convenio especial ya previsto en el Real Decreto 615/2007 por el que se regula la Seguridad Social de quienes cuidan de las personas en situación de dependencia.

Fue el Real Decreto 20/2012 el que modificó la naturaleza de este convenio, de tal forma que a partir de su plena puesta en marcha pasaron a ser las propias cuidadoras y cuidadores los obligados a asumir el coste de las cotizaciones a la Seguridad Social, momento a partir del cual muchos cuidadores dejaron de cotizar. Se llegaron a tener 179.829 convenios suscritos mientras era la Administración quien se encargaba de financiar las cotizaciones.