Asimismo, han denunciado a 65 personas por delitos de resistencia o desobediencia, o por infracciones penales, “lo que evidencia el alto grado de responsabilidad que se está mostrando por parte de la población castellanomanchega”, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

En concreto, efectivos de la Guardia Civil han actuado en la tramitación de 2.968 actas por infracción por desobediencia o resistencia a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones en toda la comunidad autónoma y han procedido a la detención de 48 personas por delitos de resistencia o desobediencia o por presunta autoría de una infracción penal.

Por su parte, efectivos de la han levantado, durante todo este periodo en Castilla-La Mancha, un total de 1.373 actas con propuestas de sanción por incumplimiento de las medidas excepcionales que contempla el Real Decreto y han tramitado 17 denuncias.