En este sentido, según la encuesta del INE, Castilla-La Mancha crece en viajeros alojados en mayor medida que el conjunto de España y que la mayor parte de destinos de interior. La región es, hasta mayo, el séptimo destino con mejor evolución en viajeros, solo por detrás de un competidor directo, , ha informado la Junta en nota de prensa.

Guadalajara y Albacete crecen a ritmos muy elevados, siendo la sexta y séptima provincias, respectivamente, de España en las que más crecen los viajeros durante el mes analizado.

A nivel regional, el porcentaje del número de extranjeros alojados en establecimientos hoteleros de Castilla-La Mancha se erige como cabeza tractora del crecimiento de la demanda turística. Tras el paréntesis de abril, y la Semana Santa, vuelve a ser la demanda extranjera la que dinamiza la evolución de estos indicadores, convirtiendo a Castilla-La Mancha en la Comunidad Autónoma que más crece en pernoctaciones de extranjeros, un 18,1%, hasta mayo.

En el acumulado anual, Castilla-La Mancha incrementa durante los primeros cinco meses del año un 6% sus pernoctaciones, sensiblemente por encima del registro correspondiente al conjunto del país que es de casi un 4%.

Por provincias, todas experimentan subida en el total de viajeros de enero a mayo de 2017. Guadalajara, con su tasa de crecimiento del 16,2% en pernoctaciones hoteleras, se posiciona como la segunda provincia española con mejor arranque del ejercicio turístico 2017, solo por detrás de .

“El buen resultado obtenido durante los cinco primeros meses del ejercicio 2017 está basado en un segmento de demanda nacional que crece a un ritmo moderado, acompañado de la muy favorable evolución de la demanda extranjera, cuyo incremento en pernoctaciones (18,1%) sigue haciendo de Castilla-La Mancha la comunidad que más crece en demanda foránea del país hasta mayo”, concluye la Junta.