¿Por qué la literatura publicada en 1605 es aún relevante para los manchegos? Lo cierto es que gran parte de la obra de Cervantes sigue viva a través de municipios, museos, rutas y gastronomía. Si aún no conoces la relación inmortal entre Castilla-La Mancha y El Quijote, en este artículo te contaremos la razón por la cual Don Quijote de La Mancha sigue vivo en la región.

La importancia de Miguel de Cervantes

No podemos hablar de la influencia de El Quijote en Castilla-La Mancha sin antes hablar de la gran repercusión que su escritor tuvo en España. El también nombrado ‘El manco de Lepanto’ no sólo comenzó a escribir sus obras a los 19 años, sino que también fue conocido por otras dos pasiones: el casino y los viajes. De hecho, el conocido juego de cartas ‘veintiuno’, equivalente al ‘blackjack’ que incluso ahora podemos encontrar en casinos online, en sus otras versiones como el ‘Atlantic City’ o el ‘Super 7’s’, fue nombrado por primera vez en las Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes. Dicen que este juego fue resultado de sus viajes a Italia donde no sólo participó en la batalla de Lepanto sino que absorbió algunas de las costumbres de la Antigua Roma (donde se jugaba al juego de cartas desde hace siglos). No obstante, la razón principal por la que el autor es aún recordado se debe a su gran obra El Quijote: vista como una sátira a las novelas de caballeros y una crítica a la España imperial. La suerte que tenemos los manchegos es la de contar con escenarios donde se inspiró el escritor, algunos de ellos aún siguen recordando esta obra.

¿Dónde se encuentra vivo El Quijote?

Existen numerosos lugares en Castilla-La Mancha donde la historia sigue viva, uno de los más importantes es el municipio de Herencia. La tierra donde encontramos deliciosos aceites, panes artesanales, los mejores vinos y exquisitos quesos, tiene también los molinos de viento que tanto llamaron la atención de Cervantes. De ahí que el pueblo manchego haya mantenido el sello de Cervantes dedicándole una céntrica plaza donde se encuentra su monumento (esculpido por J. Gutiérrez en 1953) así como una larga calle y biblioteca ambas bautizadas con su nombre. Por otra parte, existe una estatua en honor al escritor con una frase que dice así: «Para el pueblo de Herencia, lugar de La Mancha, de cuyo nombre siempre quiero acordarme».

No se encuentran menciones directas a Herencia en su obra, sin embargo sí que las hay a El Toboso o Puerto Lápice así como existe el Himno de Herencia con alusiones entre líneas al pueblo manchego. Otra forma de encontrar a El Quijote vivo es a través de los museos de nuestra región, entre ellos destaca Casa Dulcinea en El Toboso (Toledo) así como El Museo del Quijote y Biblioteca Cervantina en Ciudad Real.

Sin embargo, si prefieres disfrutar del ambiente de El Quijote al aire libre, en nuestra región podemos presumir de una ruta que nos lleva al corredor ecoturístico y cultural más largo de Europa: la ‘Ruta de Don Quijote’. Se trata de 2500 kilómetros verdes para recorrer caminando, en bicicleta o a caballo disfrutando de cañadas reales, vías pecuarias, caminos históricos y veredas de 144 municipios de Castilla-La Mancha. En su paso por la ruta podemos experimentar en primera persona alguno de los pasajes de El Quijote donde su autor reconocía la exquisita gastronomía de Albacete, la diversidad de sus pueblos en altas sierras y bellos paisajes.

Como ves, existen numerosas formas en las que los manchegos mantenemos vivo a El Quijote. Y tú, ¿de qué forma mantienes la novela viva?