y , ambos consejeros electos por sus correspondientes centros escolares, han recordado que la finalidad del Consejo Municipal de la Infancia es “promover un espacio de intercambio de experiencias, dar un impulso a la participación infantil y acercar a los niños al gobierno local”, que surgió tras la obtención en 2014, por parte de la ciudad de Albacete, del sello que la acredita como ‘Ciudad amiga de la Infancia’, creado por Unicef y dirigido a promover la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño (, 1989).

Con este gesto, se da un paso más en la consecución de un órgano cuyo reglamento fue aprobado el pasado mes de septiembre en sesión plenaria y cuya fecha definitiva para su puesta en marcha aún no se ha concretado, según han explicado a fuentes municipales.

Cuando esté formado, el Consejo estará formado por un representante de cada colegio de Educación Primaria de Albacete, un concejal de cada grupo político municipal del Ayuntamiento, un técnico del Negociado de Educación, así como una persona de Unicef en calidad de asesor.

Como muestra de su compromiso y del resto de miembros del futuro Consejo Municipal de la Infancia, los niños han entregado al alcalde de la capital, , que presidía el Pleno Infantil, un “pasaporte de acogida” que, como ellos mismos han explicado, se trata de un documento con el que quieren expresar su “deseo de acogida” para todos los niños que en estos momentos se encuentran en medio de algún conflicto armado.

PLENO REIVINDICATIVO

Tras la intervención de los miembros del Consejo Municipal de la Infancia, han intervenido uno por uno 24 concejales infantiles de 22 centros educativos de la ciudad, con reivindicaciones que han ido desde la mejora y lucha del , la visibilidad de los niños o la erradicación de la pobreza.

En esta sesión plenaria infantil, que cumple seis años, ha asistido como invitada la presidenta de Unicef Castilla-La Mancha, , que ha recordado que el pasado viernes firmaron un convenio con el Gobierno regional. Un “pacto por la infancia”, ha indicado, que se traduce en un compromiso “moral y ético” para que “nunca se vuelva atrás en nuestra región en los derechos de los niños, que tanto han sufrido por la crisis”.

Díaz también ha lanzado un mensaje a los concejales infantiles para que “no se rindan” y se ha comprometido a “seguir trabajando en pro de vuestros derechos porque sois nuestro presente”, ha asegurado. Además, ha recordado que “a pesar de los logros alcanzados”, unos 250 millones de niños viven en medio de una guerra, y que “cada día” 16.000 niños mueren “por causas evitables como el sarampión, cuya vacuna cuesta cincuenta céntimos”.

Por su parte, el alcalde de Albacete, que ha sido el encargado de dar la bienvenida a los concejales infantiles al Pleno, les ha recordado que ellos son “los protagonistas” en un día en el que lo “importante” es escuchar su voz y sus reivindicaciones.