A preguntas de los medios en las Cortes castellano-manchegas, Núñez ha dicho que el está de “vacaciones” y que se ha visto en “temas tan sensibles” como las inundaciones que hubo en el sureste de la región, “donde el Gobierno tardó días en aparecer”.

Además, ha criticado que el no ha impulsado ningún tipo de programa en estos cien días y las listas de espera “se siguen disparando”, ha habido “caos” en el inicio del curso escolar, el índice empresarial está cayendo en la región por encima de la media nacional y en Castilla-La Mancha hay más impuestos que en el resto del país.

También ha lamentado que en la región no haya una política de autónomos que facilite la creación de puestos de trabajo por esta vía como sí lo hay en otras comunidades autónomas y ha afeado al Gobierno de García-Page que tenga que “vender logros que son de empresas privadas”.