En una carta titulada ‘Educar en libertad y para la libertad’, publicada este lunes en el diario ‘El País’, los responsables de Educación de los gobiernos de , , Illes Balears, Canarias, Castilla-La Mancha, , , y Comunitat Valenciana afirma que el ‘pin parental’ “atenta con los derechos de los menores” que familias y profesores “están obligados a proteger, por imperativo legal”.

Además, acusan a sus promotores de “quebrar la convivencia escolar y la cultura del diálogo y la deliberación para imponer un autoritarismo ciego y acrítico”. “Frente a todo sentido común, llaman libertad a prácticas que la aniquilan”, aseguran en la carta abierta.

En ese sentido, sostienen que los impulsores del ‘pin parental’ niegan a los menores “su condición de sujetos de derecho” al esgrimir “títulos de propiedad” sobre sus hijos. “Su compromiso democrático así como su adhesión a los principios constitucionales son, a todas luces, inexistentes”, sentencian.

Los nueve firmantes, todos del PSOE salvo el valenciano , de Compromís, defienden que el ‘pin parental’ “no tiene cabida” en el sistema educativo, donde las familias son “actores fundamentales” que participan en los centros a través de sus consejos escolares.

“La escuela es un lugar de convivencia en el que una comunidad de aprendizaje cooperativo garantiza para los menores el derecho a la educación que, en nuestro ordenamiento jurídico, está vinculado, además, con la libertad de cátedra”, exponen.