Cañizares, en un comunicado, ha denunciado que “tal y como era previsible”, las 150 reivindicaciones que decía García-Page que tenía para Sánchez han quedado en “nada”, ya que solo ha acudido a la Moncloa para “tapar la realidad de una reunión pactada donde no se ha adoptado ningún tipo de acuerdo realmente importante para las necesidades de Castilla-La Mancha”.

“Ni en materia de agua, ni en infraestructuras ni en cualquier otra área que tenga que ver con el desarrollo económico de nuestra región se ha escuchado un compromiso para Castilla-La Mancha”, ha indicado Cañizares, quien ha asegurado que en dicha reunión ha quedado reflejada la “nula importancia” de Page y la poca valoración que tiene el con nuestra tierra.

“Page y Sánchez son la misma cara de la misma moneda”, aquellos que gobiernan sin haber ganado las elecciones, y que su máxima aspiración es mantenerse en el poner, aunque sea con el apoyo de los populistas de Podemos”, ha comentado, augurando que “dentro de 48 horas ya nadie se va acordar de esta reunión; ni de los anuncios, ni de las mentiras, ni de la foto, ni de las peticiones, ni de los compromisos sin realizar de Sánchez y Page”.