La ‘La Riba’ ha organizado esta cita que cuenta con el apoyo y la colaboración de la Diputación de Guadalajara así como de otras entidades y organizaciones. Para la edición de este año, se pretende hacer un guiño a distintas tareas agrícolas que hace décadas que no se llevan a cabo en los campos provinciales, según ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

Dicha jornada arrancará a las 10.30 horas, hora prevista para que los lugareños y visitantes acompañen desde la Plaza Mayor a los segadores locales, que ya habrán iniciado sus tareas. Hoz en mano y con los complementos textiles de otro tiempo, habrá una demostración de siega en una parcela cercana al colegio de la localidad

Para comenzar la jornada con fuerza, se ofrecerá unas populares migas en la zona próxima a las tareas de siega. Desde esta parcela, también se acarreará la mies hacia las eras de arriba del núcleo, para su posterior trilla. Unas muelas para realizar estos trabajos serán el principal atractivo.

Además, en el Aula de Dulzaina de Sigüenza de la animará la cita dirigida por el maestro . Será, además, su primera salida fuera de la Ciudad del Doncel desde que se reabrió.

Junto a estos trabajos agrícolas, a las 13.00 horas habrá una muestra de diversos oficios perdidos en la Plaza Mayor. El baile vermú al son de los dulzaineros llevará a los asistentes a la jornada a una comida popular.

HOMENAJE A LOS VECINOS DE LA LOMA

Por la tarde, los vecinos de La Loma serán los homenajeados. La localidad coge el testigo de Saelices de la Sal y tendrá tiempo de mostrar sus trajes y desfilar en un pase que se realizará hacia las 16.30 horas. Los ropajes de esta pedanía se mostrarán para ofrecer lo que han recuperado los vecinos y, más tarde, se llevará a cabo la trilla.

Las antiguas eras serán el centro de la actividad y los más mayores se subirán al trillo para mostrar cómo se trabajaba con las mulas. De cara al final de la jornada, la ronda del municipio recorrerá las principales vías al son de las jotas de siempre y ofrecerá un pase musical con los ritmos con los que se recorrían las calles del sitio. Para los más animados, un dúo musical cerrará la jornada.

Con esta cita, “Riba de Saelices quiere seguir animando a todos los vecinos y visitantes a buscar y dignificar aquellas prendas que cayeron en desuso y que hoy aparecen para ser parte de nuestras señas de identidad”, han señalado desde la Asociación.

Artesanía, música tradicional y un concurso de fotografía, organizado por la Agrupación Fotográfica de Guadalajara, completarán un día de homenaje a nuestros mayores, sus oficios y sus diversas formas de vestirse.