“Se hace difícil pedirle algo bueno al 2018, porque sabemos que hoy por hoy no está en la agenda del Gobierno poner solución a esta situación de la única forma en que es posible hacerlo dinamitando definitivamente el Trasvase Tajo-Segura”, ha lamentado el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, .

“La situación es lamentable, la ministra y las políticas de y han llevado a esta situación a los embalses de cabecera del Tajo y los municipios ribereños, muertos de sed y sin inversiones por parte del Gobierno”, ha informado la Asociación de Municipios Ribereños en una nota de prensa.

Este año, aún siendo el menos lluvioso de la historia de los embalses, se han trasvasado oficialmente 82,5 hectómetros cúbicos de agua, dejando Entrepeñas y Buendía a un 9,49 por ciento de su capacidad. “Ni las escasas lluvias ni la voluntad de la ministra Tejerina, última responsable de un trasvase ilegal camuflado de cesión entre particulares, han ayudado a mejorar la situación”, ha aseverado Pérez.

Por el contrario, para 2018 “pintan bastos” mientras los agricultores del Scrats reclaman un trasvase extraordinario. “Y tan extraordinario, van a trasvasar cieno mezclado con nuestras lágrimas, que es lo único que queda; y pronto pedirán también nuestra sangre”, ha advertido.

Pérez ha aseverado que “el año 2017 deja la confirmación de que el Trasvase Tajo Segura y quienes lo gestionan son la mayor vergüenza nacional que tenemos en nuestro país en materia de agua”, añadiendo que les queda la esperanza de que les ha dado la razón, calificando como “insostenible” el Trasvase y urgiendo a poner en marcha las desaladoras “para las que tanto dinero se aportó desde la propia Unión”.

Ha finalizado diciendo que estarán “encantados de recibir la visita de la delegación europea para mostrarles con tristeza el atentado social, ecológico y económico que se está cometiendo en la cabecera del Tajo para beneficio económico y político de unos pocos”.