El presidente de la asociación, , su actuación no se dirige “contra ningún gobierno” sino “contra el saqueo del Tajo-Segura, contra quienes lo promueven y permiten y contra quienes legislan y actúan en favor de la cuenca receptora sin tener en cuenta los derechos de la cedente, yendo en contra de la ley y de la lógica”, según ha informado esta organización en nota de prensa.

La Asociación ha asegurado que es consciente del “complicado momento” del país, por lo que, en su opinión, “se antoja difícil acometer grandes cambios”, pero sí quiere que “se reparen las graves injusticias perpetradas durante el Gobierno de mayoría ‘popular’, cuando Cospedal, al frente de Castilla-La Mancha, entregó las llaves del Tajo a los regantes del (SCRATS)”.

“Sabemos que es difícil cerrar de golpe el grifo, pero hay que empezar a caminar en ese sentido, por lo que pedimos al Gobierno que se eleve el mínimo no trasvasable hasta el 40 por ciento del volumen de Entrepeñas y Buendía, lo que suponen 990 hectómetros cúbicos”, han pedido desde esta organización.

Además, han reclamado que se dé “voz y voto a la Junta y la cuenca del Tajo” en los órganos de decisión sobre el trasvase, así como “finalizar urgentemente las obras de abastecimiento de Morillejo y que se ejecuten los planes de inversiones previstos para recuperar la comarca ribereña tras décadas de abandono”.

“El Gobierno anterior nos dio la espalda en todas estas reivindicaciones, la ministra Tejerina jamás respondió a las numerosas invitaciones para visitar la comarca y contemplar el daño, confiamos en que el nuevo Gobierno nos escuche y defienda al Tajo, al Ebro, al Duero o al Mar Menor de la corrupción con la misma firmeza que ha mostrado frente al expresidente Rajoy”, han concluido los municipios ribereños.