Así ha contestado la Asociación después de que el presidente murciano, , explicase que su Ejecutivo está trabajando para “poder presentar todas las alegaciones que sean necesarias” para que los nuevos caudales ecológicos del Tajo “no puedan prosperar”.

Los municipios ribereños han criticado que “por si fuera poco, lo hacen con todo el descaro del mundo para entrometerse en las necesidades de la cuenca cedente, a la que siempre han humillado, por lo que no extraña que crean que pueden seguir haciéndolo a pesar del clamor de la sociedad y los dictámenes de la Justicia”, según ha informado la Asociación en nota de prensa.

“López Miras no engaña a nadie ya, la espada de Damocles pende sobre su Gobierno, se ve el cartón piedra, la magia ha desaparecido y por mucho dinero que invierta en márquetin el Scrats, nada puede tapar la penosa estampa del río Tajo seco y el Mar Menor podrido”, han aducido los ribereños, que confían “en ganar una guerra que no es ni contra la Región de Murcia, ni contra la agricultura, sino contra los excesos de una agricultura industrial intensiva, la especulación hídrica del Scrats y un gobierno cuanto menos permisivo con los abusos e inoperante, si no algo peor”.

“Queda mucho camino por recorrer, pero no estamos solos, cada vez hay menos miedo y se da voz a más colectivos, asociaciones y particulares que luchan por un río Tajo vivo y un Mar Menor limpio”, han expresado los ribereños, confiando en “los numerosos frentes abiertos, desde la sentencia judicial que defiende el caudal ecológico del Tajo al camino abierto por Ecologistas en Acción, con su queja ante Naciones Unidas; la primera vez que el Comité de Cumplimiento del Convenio de estudia una queja formulada por una organización no gubernamental”.