La vicesecretaria de Comunicación del PP de Castilla-La Mancha, , ha denunciado el colapso que hay en los pasillos de los hospitales -con pacientes desesperados esperando ser atendidos-, la sobrecarga de trabajo de los profesionales de este sector y las listas de espera de la Sanidad regional.

Riolobos ha criticado que, “mientras Page manda cartas de autobombo y propaganda pagadas por la Junta de Comunidades, miles de castellano-manchegos están sufriendo por la nefasta gestión sanitaria que está realizando junto a Podemos en un Gobierno cuyo único interés es el de mantener sus sillones y cargos”.

Según ha señalado, “el caos sanitario está siendo todavía más intenso en estos días navideños porque no se cubren muchas vacaciones del personal, se están haciendo contratos parciales y porque no se cubren las bajas. provocando un alarmante colapso sanitario intolerable e inadmisible”.

En este sentido, Riolobos ha indicado que “actualmente hay en algunas poblaciones de Castilla-La Mancha lista de espera de casi dos semanas para Atención Primaria, algo insólito y desconocido hasta ahora”. Además, ha denunciado que “hay médicos y enfermeros que tienen que pasar consulta en tres municipios ante la falta de personal y pueblos en los que no se pasa consulta durante más de una semana”.

Sobre las urgencias de los hospitales, Riolobos ha asegurado que “están totalmente llenas de gente, como se puede comprobar fácilmente y como vienen denunciando muchos vecinos que nos escriben y que publican en los medios de comunicación y en las redes sociales la odisea que supone acudir a la Sanidad pública”.

“Asimismo, otro grave problema que se está produciendo es el cierre de los quirófanos de muchos hospitales entre el 22 de diciembre y el 8 de enero, lo que está retrasando aún más las listas de espera de Castilla-La Mancha, que son de las peores de toda España”.

“Mientras ocurre esto en un área tan importante como la Sanidad, Page y Podemos están centrados en su autobombo y propaganda, en incrementar los vicepresidentes de su Gobierno, los altos cargos, consejeros, asesores, en lugar de ponerse a trabajar en lo que realmente importa a los ciudadanos”, ha concluido.