La vicesecretaria de Comunicación del , , ha criticado hoy que “Page tiene el corazón de piedra al no conmoverse ante denuncia dramática de los dependientes de la región”.

Por ello, en la rueda de prensa que ha ofrecido en las Cortes, Riolobos ha mostrado la preocupación del PP por “la actitud inhumana, insensible y antisocial de Page por el abandono y el silencio del socialista ante las demandas que ha exigido recientemente la Plataforma de la Dependencia de Castilla-La Mancha”.

Según la vicesecretaria de Comunicación, “los datos que se publican sobre los dependientes de Castilla-La Mancha demuestran que Page no está cumpliendo con las promesas que hizo a este sector cuando estaba en la oposición”.

En este punto, ha recordado que “según la Plataforma, 4.500 fallecidos no pudieron disfrutar de la dependencia -a pesar de que tenían reconocido el derecho a la prestación- y a que con Page hay 3.800 prestaciones económicas menos para cuidadores familiares”.

Asimismo, ha indicado que “esta Plataforma también ha criticado el incremento notable de expedientes guardados en cajones sin tramitarse y la reducción de ayudas técnicas para la movilidad de grandes dependientes en sus viviendas”.

“Lo más sangrante que denuncian es que las reclamaciones por pagos indebidos que hace la Junta son ilegales, ya que hay muchas familias que reciben escritos del pidiéndoles que devuelvan el dinero, cuando legalmente les corresponde”.

Caos sanitario

En otro orden de cosas, Riolobos ha indicado que “ya es hora de que Page se ponga a trabajar en la Sanidad y resuelva los graves problemas que ha generado”.

Así, ha criticado que Page va a cerrar 1.544 camas en verano y que Castilla-La Mancha tiene las listas de espera más maquilladas de toda España. “Sólo en , han borrado de golpe 4.000 personas de la lista de espera y siguen sin contar las de cirugía menor”, ha apuntado.

Además, “somos la tercera comunidad autónoma de España con más lista de espera quirúrgica y somos el farolillo rojo en tiempo de espera. De hecho, el tiempo medio de espera para operaciones ronda los 115 días a nivel nacional, mientras que en Castilla-La Mancha es de 165 días”.

“Page se dedica a conjugar los verbos cerrar –las camas hospitalarias-, ocultar –las listas de espera reales- y borrar –al quitar a muchos pacientes de las listas de espera reales cuando le conviene-“, ha asegurado.

Por ello, Riolobos ha indicado que “a este paso, Page va a dejar la Sanidad de la región peor de como nos la encontramos tras el ”.