En un acto público desde , Rivera ha insistido en esta idea asegurando que el líder ‘popular’, Pablo Casado, “habla del pasado y quiere volver a sus sueños, a los 80”, entre otras cosas “hablando de la ley del aborto”; mientras que el líder socialista, Pedro Sánchez, sólo tiene como bagaje político “los huesos de Franco”, por lo que sigue “en los 70”.

“Dejemos de hablar del aborto de y de Franco, quiero ser el presidente que escucha y que no deja empantanados a los ciudadanos de este país”, ha aseverado. “Miremos al futuro, dejemos de inventar cruzadas entre españoles. No perderé tiempo en el aborto, como Casado, ni en los huesos de Franco, como Sánchez”, ha enfatizado.

Rivera ha pedido el voto para “romper la trayectoria de 40 años del bipartidismo”, ya que en su opinión, tanto PP como PSOE siempre han pactado con “quienes quieren romper a su familia”.

Según ha dicho, España lleva “una década perdida” en materia política, ya que tras la legislatura “desastrosa” de Zapatero, Rajoy “no supo aprovechar el cheque en blanco de su mayoría absoluta” para hacer reformas necesarias y dejó que se le “pudriera” el problema catalán.

A esto, ha sumado el mandato de Sánchez, “quien no ejerce el poder, sólo lo ostenta, desde su palco, desde su helicóptero”.

Por ello, ha propuesto “tras una década perdida”, llenar las urnas con “votos naranjas” para poder “reformas las instituciones, la educación, la justicia y la administración pública”.

Ha sido en este punto donde ha reivindicado su “capacidad de acuerdo” en la breve historia política de Ciudadanos. “Ya hemos demostrado sentido de Estado, ahora nos toca demostrarlo desde el Gobierno”, ha insistido.