El portavoz adjunto del Grupo Popular en las Cortes regionales, lamenta que “la mala política económica de Page y Podemos lleve a Castilla-La Mancha a incumplir, previsiblemente, el objetivo de estabilidad presupuestaria para 2017”.

Robisco subraya que los últimos informes de la (AIReF) califican de “improbable” que Castilla-La Mancha cumpla el objetivo fijado para 2017. “No se puede cumplir ese objetivo si gastas más que ingresas y despilfarras y derrochas el dinero de los castellano-manchegos en más altos cargos y más asesores para el gobierno regional como está haciendo el gobierno radical y extremista de Page y Podemos”, asegura.

El portavoz adjunto del Grupo Popular en las Cortes regionales incide en que “Page no genera confianza entre los que crean empleo y no establece las condiciones necesarias para que empresarios y autónomos radiquen sus empresas en Castilla-La Mancha ni para que empresarios de otras comunidades vean a esta tierra como un lugar atractivo para invertir”.

En este sentido destaca que las miles de empresas que se han marchado de Cataluña a causa del proceso independentista “no hayan escogido a Castilla-La Mancha y sí se hayan decidido por la comunidad vecina de porque les ofrece mayores incentivos y la presión fiscal es más baja que la que ha impuesto Page en Castilla-La Mancha”. Además, subraya, “¿Cómo van a invertir en una comunidad donde gobiernan los mismos que han apoyado la independencia de Cataluña y el intento de golpe de Estado contra España?”.

“Con Page, Castilla-La Mancha está en el furgón de cola de las comunidades autónomas más competitivas”

“Las consecuencias de esta falta de incentivos del gobierno de Page para crear empleo se traduce en que mientras en España aumenta el número de autónomos, en Castilla-La Mancha disminuye”. “Mientras en España hubo 10.000 autónomos más en 2017, en Castilla-La Mancha desaparecieron 675” afirma.

“El resultado de esta nefasta política económica y fiscal del gobierno de Page y Podemos es que Castilla-La Mancha está en el furgón de cola de las comunidades más competitivas junto a Andalucía y Extremadura, curiosamente también gobernadas por los socialistas”. Para Robisco, los datos que se reflejan en el Índice de Competitividad Regional 2017, editado por el “viene a demostrar que cuando Page abrió la puerta a Podemos, los empresarios salieron por la ventana en busca de otras comunidades más atractivas y con más facilidades para invertir y crear empleo”

“Page no sabe gestionar esta región y su despilfarro para colocar a amigos y amiguetes en el gobierno regional, junto a la huida de empresas por la elevada presión fiscal que les ha impuesto, nos recuerda el desastre económico que desgraciadamente para esta región protagonizaron él y sus compañeros en los anteriores gobiernos socialistas en Castilla-La Mancha” afirma Robisco.