La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha reprochado al Gobierno de Page su inacción y su desidia con el servicio de transporte público por carretera “porque no está haciendo absolutamente nada por solucionar el problema y garantizar la permanencia de las líneas de autobús”.

Roldán, que ha intervenido en el pleno de las Cortes regionales de hoy, ha preguntado al Gobierno de Page qué medidas ha tomado para evitar la supresión de las líneas de autobús que conecta Mira y Cañete con Utiel y La Mancha y Manchuela conquense con Utiel, y que afectan a más de 80 municipios de esta región, concretamente de las provincias de Cuenca, Albacete y Ciudad Real.

“Aunque ciertamente esta pregunta es retórica porque ya sabemos que el Gobierno de Page no ha tomado ninguna medida para garantizar la viabilidad de este servicio y evitar que los castellano manchegos sigan con la incertidumbre de que el día menos pensado se van a encontrar, de nuevo, con un cartel que les diga ‘a partir del próximo día se suspende el servicio’”, declaraba la popular.

En este sentido, ha lamentado que como “Page va en coche oficial, poco le importa lo que suceda con los usuarios del autobús”. Porque si no, “si el mes que viene los vecinos de Minglanilla y Campillo, o los de y Belmonte se quedan sin servicio, ¿qué hacen desde el Gobierno regional? Pues echar balones fuera y culpar a otros, que eso se les da muy bien”.

Y esto no solo lo dice el y las numerosas quejas que nos llegan de los propios usuarios, explicaba Roldán; lo afirma también la propia empresa que textualmente dice: “seguimos trabajando para encontrar una solución. De hecho, hemos mantenido ya varias reuniones con el Ministerio de Fomento para avanzar y resolver este asunto de forma definitiva. Sin embargo, de la Junta de Comunidades no sabemos nada aunque algo tendrían que decir porque están implicadas varias líneas en el interior de la Comunidad Autónoma”.

En este sentido, ha criticado que el PSOE y los responsables del Gobierno de Page se mostraron muy críticos con esta situación -e incluso la intentaran utilizar haciendo política barata enviando cartas- cuando gobernaba el Partido Popular en España, y ahora que está en Moncloa, “callan haciéndose cómplices de esta inoperancia”.

Y es que, según ha recordado la parlamentaria por Cuenca, el Gobierno de Page pidió expresamente, en el mes de marzo de 2016, ejercer la gestión directa de varias líneas de transporte público regular porque según esgrimían, eran competencia de la Junta. “¿Y qué han hecho durante estos casi tres años? Prácticamente nada, más que poner parches y generar incertidumbre y desconfianza”, concluído.