En la rueda de prensa tradicional a principios de año para explicar los objetivos y retos del sindicato para este 2020, De la Rosa ha manifestado que el diálogo social en Castilla-La Mancha “es mejorable e imprescindible” porque los que tienen que conseguir que la región mejore son los sindicatos y las asociaciones empresariales, junto con el Gobierno.

Es por ello que ha solicitado al “dar una marcha más”, aunque ha admitido que el primer paso está dado, que es la Ley de Participación, en la que se integra el diálogo social.

No obstante, ha dejado claro que la Ley de Participación no puede estar vacía de contenido sino que tiene que contar “con una complicidad cotidiana y diaria”. “Tiene que haber una asiduidad en el diálogo que hasta ahora no se ha producido como debiera”, ha lamentado.

A su juicio, un gobierno con mayoría absoluta —en referencia al de Emiliano García-Page— se legitima a través de sus agentes sociales. Es por ello, que ha enfatizado que en esta nueva legislatura el diálogo social tiene que ser “el principal protagonista”.

“Me gustaría coincidir muchas veces en muchos sitios haciendo muchas cosas con la consejera de Empleo y con el presidente de Castilla-La Mancha”, junto a UGT y Cecam.

Así las cosas, ha hecho un llamamiento “humilde, sincero y firme” al presidente regional, , diciendo que 2020 es un año “ideal” para dar un salto cualitativo y cuantitativo en materia de mejora y crecimiento en esta tierra.

De la Rosa ha dicho que este año CCOO quiere avanzar y escudriñar el mercado de trabajo para ver dónde están los nichos de empleo, trabajar para que los planes de empleo lleguen a las necesidades de los castellanomanchegos y detectar los lugares desérticos a nivel industrial.

“Esta tierra tiene posibilidades y a pesar de haber pisoteado a los trabajadores tenemos muchas posibilidades de crecimiento”, ha dicho Paco de la Rosa, quien ha pedido “no perdernos en el autoaplauso”.

También ha emplazado a la patronal a no quedarse fuera del diálogo social. “Tiene que entender que hay que hablar de la reforma laboral y todos tendremos que dejarnos algún pelo en la gatera porque sino esto no funciona”, ha advertido.