“Hay que hacer esfuerzos para evitar que otras zonas de la región se deserticen. Y eso se hace desde una mesa de consenso, en la que tanto empresarios, sindicatos y Gobierno podamos trabajar”, ha dicho De la Rosa, que antes de regentar el del sindicato, ha desgranado ante los medios los retos que CCOO se fija de cara a este año electoral.

Entre ellos, ha hablado de secundar en Castilla-La Mancha la movilización convocada por las organizaciones sindicales federales para forzar al Ejecutivo central al diálogo social. Aunque De la Rosa ha considerado que el proceder del equipo de en esta parcela es “totalmente diferente” al del anterior Gobierno y se han alcanzado acuerdos, ha explicado que el objetivo de estas acciones es que el Gobierno derogue el núcleo de la reforma laboral de 2012 y la reforma de las pensiones de 2013.

En términos regionales, De la Rosa ha defendido que el diálogo social es uno de los principales ejes en los ha de pivotar el gobierno que surja después de las elecciones del mes de mayo, pues la región “no se puede permitir el lujo de tener un diálogo social a velocidad media”.

Que el jurado arbitral amplíe su espectro y no solo atienda a asuntos colectivos, sino también individuales, “a fin de acabar con el calvario que sufren los trabajadores al tener que acudir a procedimientos judiciales”, y la recuperación del en Castilla-La Mancha son otros de los grandes objetivos de CCOO.

Sobre este asunto concreto, De la Rosa considera que la región necesita de un espacio en el que abordar toda la problemática del empleo, como el empleo de las mujeres, de los autónomos o la intermediación. “Los agentes sociales han de participar de manera activa en generar y hacer políticas de empleo que sirvan para recuperar ese espacio necesario que tiene que ver con el empleo de calidad”, ha dicho.

ELECCIONES SINDICALES Y 8M

Otro de los desafíos de CCOO Castila-La Mancha para este 2019, ha proseguido De la Rosa, son las elecciones sindicales. “Queremos reeditar la mayoría. Estamos muy por encima del 40 por ciento de la representación en Castilla-La Mancha y así queremos continuar, tanto en los procesos electorales de la como de la empresa privada”, ha dicho.

Por último, el líder regional de CCOO ha señalado que otra de las prioridades del sindicato va a ser el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, pues tiene que ser “mucho más importante que el del año pasado, que ya marcó un antes y después”, sobre todo después del intento de los partidos de ultraderecha “de minar o retroceder en los derechos de las mujeres”.

Y es que, a juicio de De la Rosa, el hecho de que los partidos políticos que se sitúan a la derecha no hayan contestado con la “necesaria contundencia ante las actitudes de la ultraderecha” obliga a hacer una gran movilización el próximo 8 de marzo. “Se ha convocado un paro de dos horas por turno de trabajo, pero nos reservamos la posibilidad de hacer un paro mayor, incluso de 24 horas, en aquellas empresas o sectores en los que haya mayor segregación o diferencia entre los derechos de las mujeres y de los hombres”, ha concluido el responsable castellano-manchego de CCOO.