A primera hora de la mañana de este martes, los trabajadores del han detectado una inusual cota del agua en la verificación de los niveles de la piscina, lo que ha llevado a los técnicos a constatar una filtración debido a la rotura de una tubería soterrada en la zona de playa, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

En los trabajos de reparación participan el equipo de mantenimiento municipal y dos empresas especializadas en construcción y en equipos de depuración que acometerán la implantación de una nueva canalización con tres tuberías nuevas para garantizar unos resultados óptimos y la ausencia de filtraciones o pérdidas de agua.