Durante una rueda de prensa en la de Castilla-La Mancha dirigida por el profesor , preguntado por el tema, Rouco ha explicado que cuando ocupó la presidencia entendió “que había que acercar la justicia a la realidad cotidiana y que había que profundizar en el proceso de transferencias”. “Creo que el fue prudente al abordar un estudio mediante un plan estratégico para conocer en profundidad la situación de la justicia castellanomanchega”, ha aseverado.

En este sentido, ha relatado que después de ese estudio vino la crisis, “que golpeó todos los sectores, y afectó a la justicia”. “La decisión de no transferir las competencias en Justicia fue inteligente porque evitó que se produjera una transferencia en una situación en la que las estructuras económicas de la Junta no estaban preparadas”, ha asegurado.

Por eso, Rouco cree que lo importante “no es el quién” las gestione, “sino el cómo y de qué manera”. “Mantener las competencias en manos del Ministerio nos ha permitido seguir teniendo medios, mejorar en la modernización, como el nuevo edificio judicial que se llevó a cabo en la ciudad de Cuenca, que reúne todas las condiciones adecuadas”, ha opinado.

Así, ha aseverado que, si la situación mejora y se valora la necesidad de reacometer ese proceso de transferencia, “desde luego el estamento judicial de la región no hará objeción”. Por eso, ha asegurado que en este momento “de zozobra económica, el que las ostente el Ministerio de Justicia no está siendo desafortunado, ya que se está haciendo un proceso de inversiones importantes, y hay que seguir profundizando en él y en el de la modernización”.

JUZGADOS ESPECÍFICOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN LA REGIÓN

Por otro lado, el presidente del TSJCM ha opinado que ahora sería un “buen momento” para crear un juzgado de violencia de género único en cada provincia, ya que, a su juicio, “sería ventajoso para que el poder judicial dé una respuesta de calidad”.

En esta línea, Rouco ha recordado que solo se hizo un juzgado específico en Albacete, pero hay partidos judiciales como Guadalajara, y Ciudad Real donde el número de casos “haría muy aconsejable el contar con este tipo de órganos exclusivos y especializados”.

“Este es un buen momento para concienciarnos de que habría que seguir dando pasos en esta dirección. Económicamente quizás sería un esfuerzo, porque el número de casos a lo mejor no es tan relevante como el de otros partidos judiciales del país con grandes capitales, pero en Castilla-La Mancha sería útil y ventajoso para la sociedad, para el poder judicial para poder dar un respuesta de calidad y porque da una mejor tutela judicial a estas víctimas y a este fenómeno”, ha opinado Rouco.