El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas del , , ha enviado una carta al presidente del de la Universidad regional, , en el que le da cuenta de que, según datos suministrados por la institución académica, se desprende que se cerró el ejercicio 2017 con una necesidad de financiación de 24,9 millones de euros, tras unos derechos reconocidos de 182,4 millones y obligaciones por 207,3.

En esta carta, recogida por , Ruiz Molina asegura que “llama la atención la baja ejecución del presupuesto de ingresos, consecuencia de haber presupuestado en el estado de ingresos una partida de 25 millones de euros en concepto de transferencias de capital procedentes de fondos FEDER”, si bien al cierre del ejercicio “sólo se habían reconocido derechos por importe de 950 millones”.

En la información relativa a que remite la propia universidad correspondiente a noviembre de 2017, dice el consejero, “no aparecen ingresos a recibir de FEDER por esa cantidad”.

“Asimismo, de la información disponible en esta Consejería, las cantidades a reconocer en concepto de transferencias FEDER por parte de la universidad no llegarían, en el mejor de los casos, a 1,5 millones de euros”, agrega el consejero.

Recuerda Ruiz Molina al presidente del Consejo Social que el equipo rectoral solicitaba 140 millones de euros y en los presupuestos de 2017 figuraban 135, diferencia que “habría justificado un déficit de cinco millones, y no de 25” como es el caso.

“Considero muy conveniente iniciar los trámites necesarios para realizar en la universidad la pertinente auditoría, lo más completa posible, al objeto de conocer la situación financiera de la UCLM y adoptar las medidas de saneamiento que en su caso fueran necesarias”, ha enfatizado.

Por ello, en los próximos días se compromete a enviar una planificación de las actuaciones “más importantes a auditar en la UCLM” para someter estos planes al Consejo Social.