“No tiene sentido que no se aprueben, entre otros motivos, y es muy importante, porque hemos entrado en la senda de la regularidad para que los presupuestos entren en vigor cuando deben entrar, que es el 1 de enero, ya que posibilita que podamos cumplir los objetivos y los compromisos que hemos adquirido con los ciudadanos desde el primer día del año”, ha aseverado el consejero a preguntas de los medios por la tramitación de las cuentas regionales, sobre las que Ruiz Molina no aprecia algún “signo” que le indique que puedan ser rechazadas.

Además, sobre la calificación de enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios —PP, PSOE y Podemos— este miércoles en la Mesa de las Cortes, el titular de Hacienda ha explicado que la enmienda del PSOE que no ha sido admitida en un principio para debatirse “tendrá el visto bueno” del para que finalmente sea incluida.

En este sentido, ha argumentado que la no admisión de esta enmienda —por suponer una minoración de ingresos— se debe a que el Gobierno central dio indicaciones a las comunidades autónomas, cuando “ya estaba redactado el borrador” de este Proyecto de Ley, de que va a eliminar una tasa en materia de juego que “apenas tiene recaudación”, ha dicho el consejero.

“Respecto a las que ha presentado el Grupo Popular, me imagino que son las mismas que han venido presentado a lo largo de los tres presupuestos que se han debatido este año y que supondrán una cuantía similar a los 200 millones de recortes que suponían las otras que presentaron a los anteriores”, ha indicado Ruiz Molina, durante un acto sobre el 112 en el CEIP ‘Fábrica de Armas’

Así, ha manifestado que es “muy fácil decir a los ciudadanos que hay que rebajar los ingresos o los impuestos que ellos incrementaron, pero nunca dicen qué repercusiones tendría esa bajada de impuestos, que supondría necesariamente una reducción del gasto”. “El PP es experto en hacer recortes, me imagino que no les importaría a ellos bajar los impuestos acompañándolos de recortes”, ha agregado Ruiz Molina, al tiempo que ha asegurado que el PP quiere “bajar impuestos a los más ricos a costa de los más pobres”.