Castilla-La Mancha contará con nuevas rutas del vino activas en el marco de las Rutas del Vino promovidas por ACEVIN. Se trata de la Ruta del Vino La Mancha, la Ruta del Vino de y la Ruta del Vino de La Manchuela. Todas contarán con un espacio propio en las próximas ediciones de FITUR y FENAVIN. Así lo ha avanzado hoy la consejera de Economía, Empresas y Empleo, , en el marco de la presentación de la Ruta del Vino La Mancha que ha tenido lugar en Alcázar de , sede de la Denominación de Origen ‘La Mancha’.

La Ruta del Vino La Mancha cuenta ya con 44 socios adheridos, de ocho municipios, entre bodegas, alojamientos turísticos, empresas de restauración, empresas de actividades turísticas, queserías, museos y comercio de gastronomía. La nueva ruta cuenta con una imagen corporativa propia, una señalética diferenciadora del producto que se instalará en todos los establecimientos adheridos, y una web promocional que estará en pleno funcionamiento en el mes de diciembre.

La consejera ha explicado que el Plan Estratégico de Turismo ha abierto la puerta al fomento del enoturismo y el turismo gastronómico en Castilla-La Mancha y ha indicado que, precisamente, las Rutas del Vino constituyen la primera acción diferenciadora en este ámbito de promoción.

La responsable de Economía ha avanzado que, el próximo mes de diciembre, el Ejecutivo regional va a presentar un nuevo producto turístico que contempla la promoción de cinco escapadas a cada una de las provincias de la región, tratando de fomentar un turismo responsable, con un enfoque innovador, ofreciendo experiencias inmersivas ligadas al patrimonio cultural, humano y natural del territorio.

Planificación a largo plazo

Patricia Franco ha explicado que esta línea de trabajo comenzó con el Plan Estratégico de Turismo 2015-2019, que persigue hacer de Castilla-La Mancha un destino turístico de calidad y experiencial donde el enoturismo y el turismo gastronómico enriquezcan y complementen la oferta turística.

Castilla-La Mancha cuenta con más de 600 bodegas repartidas por toda la geografía regional, de las que más de 200 están acondicionadas para ser visitables y, por tanto, susceptibles de incorporarse en paquetes y rutas turísticas como una oferta diferenciadora y única.

Además, el sector agroalimentario representa casi el 8% del PIB regional, habiendo crecido casi un 16% desde 2015 y representa el 7% de la ocupación, con 5.800 ocupados más desde junio de 2015.

La consejera ha elogiado el producto al advertir que cada vez se está comercializando mejor, debido al buen hacer de las bodegas del sector, que han logrado incrementar las exportaciones un 33% esta legislatura, con cerca de 650 millones de euros exportados en los siete primeros meses de 2018 (casi 160 millones de euros más que en 2014, en la partida de bebidas) y que precisamente el enoturismo va a contribuir a que la internacionalización del sector sea cada vez más visible.