En rueda de prensa, el consejero de Sanidad del Gobierno autonómico, , ha detallado que el nuevo contrato sirve para “poner en valor la recuperación del diálogo social” a través de profesionales, asociaciones y sindicatos.

Fernández Sanz ha comparado este concurso con la situación de la pasada legislatura, “que tenía un 23% de disminución, eliminaban 11 UVI, 25 ambulancias pasaron a prestar servicio de 24 a 122 horas y se disminuyó el número de efectivos”.

Según sus cálculos, el servicio a partir de ahora disminuirá los tiempos de recogida, tendrá ambulancias en cada provincia equipadas para transportar a pacientes con obesidad mórbida, obligará a las empresas a subrogar a todos los trabajadores y estará prohibido que se contrate por menos de 20 horas semanales.

Una de las novedades más importantes es que se eliminan los dispositivos de localización y a partir de ahora en las UVI habrá siempre dos técnicos de guardia, mientras que en los puestos de guardia habrá siempre cuatro técnicos.