Desde el pasado 25 de abril, la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de dispone de esta en el Centro de Salud de Villafranca, de la que podrán beneficiarse los más de 7.800 ciudadanos que residen tanto en este municipio como en los de Camuñas y Quero, ha informado la Junta en nota de prensa.

El gimnasio de rehabilitación está ubicado en la planta baja del Centro de Salud y ha sido dotado con diferentes aparatos de electroestimulación, ultrasonido, magnetoterapia e infrarrojos, baños de parafina, colchonetas, camillas hidráulicas, espalderas, escalera de manos, rodillos y triángulos de goma espuma.

Con el inicio de la actividad de esta sala, la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan cuenta ya con ocho salas de fisioterapia en el ámbito de Atención Primaria, en las que trabajan diez fisioterapeutas, que realizan anualmente unas 50.000 sesiones de tratamientos.

La puesta en marcha de nuevas salas favorece que los pacientes sean atendidos en un dispositivo cercano a sus domicilios, evitando desplazamientos a otros centros de referencia. En el caso de los ciudadanos de la Zona Básica de Salud de Villafranca, eran atendidos en el o en el Hospital La .

Los pacientes acceden a los tratamientos que se ofrecen en las salas de fisioterapia de Atención Primaria tras ser derivados por sus médicos de familia o por un médico rehabilitador, siempre y cuando no requieran de un tratamiento muy instrumentalizado o complejo que implique a las diferentes profesiones del proceso rehabilitador, sino que precisen una recuperación funcional o tratamiento curativo por medios físicos.

Una vez en la sala, tras realizar una valoración previa y personalizada de cada paciente a partir del diagnóstico médico, el fisioterapeuta diseña un plan terapéutico utilizando para ello los agentes físicos propios y exclusivos de esta disciplina. Según su situación clínica, los pacientes pueden ser tratados de forma individual o bien en grupos terapéuticos.

Así, el profesional de Fisioterapia planifica, establece y aplica los ejercicios más adecuados para que el paciente recupere su movilidad, independencia y forma física. Además, ayuda a manejar los miembros afectados a la hora de realizar las actividades diarias como vestirse, bañarse o pasear, enseña cómo evitar lesiones al realizar un trabajo o practicar un deporte, y ofrece las instrucciones a seguir en el domicilio para continuar con el proceso de recuperación.

Entre las patologías susceptibles de ser tratadas en las unidades de fisioterapia de Atención Primaria se encuentran las algias vertebrales (cervicalgias, dorsalgias y lumbalgias), procesos traumáticos menores como esguinces, luxaciones, contracturas y tendinitis, patologías respiratorias leves, procesos reumáticos degenerativos como artrosis y hombro doloroso, así como procesos neurológicos menores.