Los socialistas han negociado con el Ejecutivo las medidas aprobadas este sábado en un extraordinario, por las que el presidente del Gobierno, , podrá convocar elecciones autonómicas en un plazo máximo de seis meses. Entre las decisiones figura también la destitución de todo el Govern catalán.

Sánchez se ha puesto en contacto asimismo con los exsecretarios generales del partido (, , y ) para agradecerles su apoyo a la posición que mantiene la Ejecutiva Federal en defensa de la integridad territorial de España y de la Constitución. La ambigüedad que mantuvo hasta hace pocas semanas la Ejecutiva Federal respecto a un eventual apoyo del 155 suscitó críticas internas en el seno del partido, ya superadas.

El secretario general del PSOE ha hablado este sábado desde minutos antes de que se hicieran públicas las medidas adoptadas por el Gobierno. En un mitin en el congreso del PSOE murciano, ha advertido de que no es de izquierdas apoyar a los independentistas en Cataluña porque están provocando una fractura que pagarán los más vulnerables y no “la aristocracia” que está al frente de las instituciones catalanas en estos momentos.