Así ha salido al paso este jueves Fernández Sanz a preguntas de los periodistas instantes antes de que participara en el acto de celebración del Día Mundial de la en .

Con esta decisión, la empresa pretende, a juicio del titular autonómico de Sanidad, que la Administración regional “les solucione su asunto relacionado con el convenio colectivo”, si bien ha aclarado que “en medio del desarrollo de un concurso público está prohibido por ley que se cambie cualquier denominación económica”.

“Esto lo saben pero están presionando para llevarnos a un lugar donde la Administración no debe entrar”, ha declarado el consejero, quien ha añadido que la de Comunidades está dispuesta a arbitrar fórmulas jurídicamente aceptables de cara a la mejora del transporte, pero “ni mucho menos para el convenio colectivo”.

De ahí que se plantee este ERTE como una medida de presión, ha asegurado Fernández Sanz, al tiempo que ha reiterado que el transporte sanitario va a seguir prestándose en Castilla-La Mancha “con estos señores o sin ellos”.

Dicho esto, ha avanzado que este jueves se está celebrando una reunión entre representantes de la Junta y de la concesionaria a fin de tomar decisiones y ofrecer mejoras que, en ningún caso, ha subrayado, “estarían relacionadas con el convenio colectivo”.