Esta entidad ha denunciado el “desaprovechamiento de recursos que se está produciendo en España y considera alarmante que a 31 de diciembre de 2016 hubiera un total de 614.101 pacientes en lista de esperar quirúrgica.

“ASPE quiere recordar la necesidad de una colaboración real entre el sistema público y el sistema privado para hacer posible su buen funcionamiento y su sostenibilidad. En contra del proceso de desconcertación que se está llevando a cabo en algunas comunidades, queremos destacar que es imprescindible emplear todos los medios hospitalarios, tanto públicos como privados, para reducir esos tiempos de espera y ofrecer un servicio de calidad al ciudadano”, ha reclamado en un comunicado.

En ese sentido, esta alianza propone una renovación de esos conciertos para la prestación de asistencia sanitaria con la sanidad privada dado que “descongestionaría considerablemente” las listas de espera al tiempo que supondría también un ahorro, ya que los precios de los tratamientos en dichos conciertos son de media un 30 por ciento más económicos.

“La sanidad privada ha demostrado en numerosas ocasiones que es el mejor aliado del sistema público para hacer frente a estos preocupantes datos, a pesar de los constantes ataques que recibe”, ha zanjado.