“Creo que ese acuerdo es bueno, es deseable. Creo que es bueno que hablemos. Creo que tanto el dialogo con el conjunto de las comunidades como con el PSOE es imprescindible y tenemos que estar de acuerdo en esos dos niveles”, ha declarado en la presentación del último observatorio financiero del en .

Tras insistir en que tienen que “trabajar”, la número dos del Ejecutivo ha recordado que el ha ido haciendo lo que habían “acordado”, los expertos han elaborado un informe y se ha empezado a trabajar en el y Financiera (CPFF).

A su entender, es “importante” que el Gobierno, el PSOE y los ejecutivos autonómicos se sienten a “solventar un asunto tan importante” como éste, que es también “la esencia del Estado de Bienestar” y al que los españoles se sienten “muy apegados” porque constituye una seña de identidad que han mantenido “a pesar de las dificultades” económicas de la crisis.

UN DIÁLOGO A DOS NIVELES

Después de que Cifuentes haya defendido que se cuente con las comunidades para esa negociación del nuevo modelo, Sáenz de Santamaría ha respondido que “lógicamente” se hará y ha recordado que fue en la Conferencia de Presidentes celebrada en enero del año pasado cuando “arrancó este tema”. Además, ha añadido que los debates se están produciendo en el seno del CPFF.

“Creo que estamos hablando de un diálogo a dos niveles entre administraciones porque se precisa un acuerdo de Estado entre el Gobierno y las administraciones autonómicas y un acuerdo a nivel político porque es una ley orgánica que tiene que pasar por y el . Hay que trabajar en ambos frentes, hacerlo con gran intensidad y con la responsabilidad de saber que ahí de lo que se está dialogando es del mantenimiento de nuestros servicios esenciales”, ha subrayado.

“UNA VERDADERA REFORMA DE ESTADO”

Durante su intervención en el acto, Sáenz de Santamaría ha vuelto a insistir en la necesidad del trabajo conjunto con CCAA y partidos políticos para lograr ese acuerdo. “Somos muy conscientes de que se necesitan dos consensos, el de los gobierno autonómicos en el CPFF y una amplia mayoría parlamentaria, en particular el partido que lidera la oposición”, ha afirmado.

La vicepresidenta ha hecho hincapié en que se trata de una “verdadera reforma de Estado” que requiere tener un consenso “muy amplio” y ser capaces de entender que el sistema “debe funcionar y dar respuesta en los momentos de crisis y de bonanza”.