En un comunicado, la SAO ha lamentado que el órgano ambiental “se limita en el documento de la resolución a transcribir y poner en valor lo expuesto por el promotor aceptando sin dudar todas sus argumentaciones, sin ningún atisbo de crítica ni valoración con los demás informes que obran en los expedientes”.

A juicio de la Sociedad, la proliferación de estos proyectos, “sin una adecuada evaluación ambiental, a pesar de tratarse de energías “limpias”, traerá graves consecuencias sobre zonas que todavía conservan un gran valor ambiental, como es la zona de Pétrola-Corral Rubio-La Higuera, incluyendo la zona de la de Ontalafia; humedales que albergan una gran variedad y densidad de aves acuáticas, algunas de ellas catalogadas en peligro de extinción y una zona esteparia”.

La SAO tiene presentadas varias denuncias en el Juzgado de parques solares y eólicos cuyas DIA “han obviado el cumplimiento de lo establecido en la Ley de Evaluación Ambiental y no dudará en seguir denunciado cualquier incumplimiento” que considere grave y pueda perjudicar al medio natural.