En virtud de esta iniciativa, el ‘banco malo’ ofrece ‘casas de pueblo’ con precios a partir de los 29.000 euros y repartidas por todas las comunidades autónomas.

La entidad que preside enfoca esta iniciativa comercial a “potenciales compradores, tanto locales, como procedentes de otros lugares, que busquen reencontrarse con el pueblo familiar o, simplemente, quieran apartarse de la ciudad y reconectar con la naturaleza”.

Sareb, que asegura contar en su cartera con un “gran número de activos ubicados en localidades poco pobladas” pretende asimismo “estimular la actividad inmobiliaria en estos municipios y sus regiones, donde el mercado evoluciona a una menor velocidad”.

Entre las más de 2.000 viviendas que pone a la venta, el ‘banco malo’ señala un apartamento en Talarn, en Lleida, un pueblo situado en la falda de los Pirineos, que presenta un precio de 34.900 euros.

Asimismo, apunta a una vivienda próxima al desierto de Tabernas y del Paraje Natural de Sierra Alhamilla que se vende por 29.000 euros, y un piso en Arredondo, en , por 29.600 euros.